Campañas Electorales

46

¿Será que hoy día aún sigan influyendo las campañas electorales en los votantes?, yo creo que sí, aunque no puedo asegurar que de manera positiva, porque a diferencia de elecciones pasadas, y con pasadas me refiero ARS y DRS, es decir antes de redes sociales y después de redes sociales, hoy día el marketing electoral se amplió con la presencia de éstas y su influencia en el electorado también, porque podemos ver que a través de las redes sociales, hasta los menores de edad pueden reconocer la figura de un candidato o la de un partido político, o entonar el estribillo de una canción promocional.
Sin embargo, qué tan positivamente incide a favor de uno o de otro candidato su presencia en estos enlaces digitales, porque si no todos sí muchos de nosotros vemos los famosos memes, o las frases ocurrentes, muchas veces denostando a los candidatos y muy pocas siendo propositivos hacia sus propuestas o acciones. Los tachamos de populistas, de vendidos, de mentirosos, de revanchistas, pero pocos o nadie les hace propuestas o sugerencias serias o de sustento.
Esto ha dado lugar a que los candidatos puedan sentirse atacados a título personal, o bien, considerar que cualquier acción que realicen pueda ser tomada con poca seriedad, de ahí que los grupos organizados de la sociedad civil, con quienes de manera inicial tengan los candidatos las oportunidad de entrevistarse y darse a conocer, pueden ser un pulso importante para darse cuenta de las necesidades y carencias de algunos sectores, y que lejos de tomar las propuestas a título personal, tomar nota y evaluar la posibilidad y la vialidad de ellas.
Lo he dicho antes, lo repito de nuevo, que un candidato proponga mejores servicios públicos, que incluya reparación de luminarias, bacheo o reparación de calles, más y mejor seguridad, limpieza de calles y parques, o hacer mejores leyes, no son propuestas nuevas, ni novedosas, ni deben de ser parte medular de su propuesta de campaña, porque serán facultades que tendrán la obligación de cumplir de manera responsable de ser favorecidos con el voto y que adquirirán al momento de su encargo.
Pero proponer acciones de combate a la corrupción de manera frontal al interior de las instituciones, y darles seguimiento a ello informando de los resultados, o bien disminuir gastos por conceptos de imagen, de representación, uso de vehículos, personal de apoyo, servicios personales, es decir todos aquellos gastos superfluos, que pueden ser suspendidos y que generan un gasto enorme, o bien proponer el cumplimiento de las leyes existentes, antes de hacer otras, o bien evaluar el motivo por que cual no se cumple en su totalidad las existentes, pueden ser propuestas que llamarían la atención de aquellos votantes que no han definido su voto, pero sobretodo que analizan su voto. Sensibilidad y sensatez, para escuchar, analizar, proponer, es parte de la actitud que debe de tener no solo el candidato, sino todo su equipo, de toda la gente que les acompaña y todos sus adeptos, paciencia, respeto, es un binomio que suma, es decir, tener un poco más de sentido común, situarse y ver la realidad del colectivo.
No teman a la crítica constructiva, porque la intención es la de sugerir cambios que favorezcan sus propuestas, o sus acciones. Por nuestra parte los electores, nos debemos al respeto hacia todos los candidatos, y la tolerancia hacia las preferencias partidistas de nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y demás grupos sociales, sin duda muchas personas tratan de denostar el trabajo no solo de los candidatos en particular sino de las personas en general, hay quienes su actuar es constante y permanente, es decir, lo que se proponga, lo que se diga, lo que se haga, lo que se deje de hacer o de decir, siempre tendrán una opinión contraria y agria sobre el hecho. No nos dejemos de llevar por ello, también a nosotros los ciudadanos nos corresponde ser sensibles y sensatos, no todo se lo podemos dejar ni a las autoridades actuales, ni a quienes nos gobernarán más adelante, tenemos también responsabilidades.