Abucheos ¿espontáneos o provocados?

23
sic sac
Elda Clemente, sic sac

COLUMNA: SIC SAC
M.A. ELDA CLEMENTE REYES

El tema de los abucheos a gobernadores, ha sido la nota del día en los principales medios de comunicación nacionales, locales, y en las mesas de debate, genera opiniones a favor y en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, y el partido Morena.
Y es que, por primera vez, en giras del Ejecutivo Federal, se rompe el acto protocolario que tradicionalmente estábamos acostumbrados a ver, un trato respetuoso a la figura presidencial y a los jefes de los estados.
Algo nuevo que lejos de parecer espontáneo suena a “Esto es un complo”, semejante a lo que AMLO acusaba en la elección de 2006 frente a Felipe Calderón, al referirse al tema de su desafuero político.
Esta situación, la observamos en la segunda visita del presidente a Campeche, cuando las rechiflas sonaron al unísono tratando de impedir la participación del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, haciendo evidente la descortesía y el maltrato a su investidura.
Suponer que fue algo espontáneo, nos llevaría a pensar en graves fallas e incompetencia por parte de los responsables de la logística, que no quisieron evitar la llegada de los manifestantes, que con todo y pancartas, se paseaban cerca del sitio donde se desarrollaba el evento. Digo lo anterior, porque antes no ocurría, no es que las manifestaciones no sucedieran, pero se determinaba un perímetro que delimitaba el recorrido de las autoridades.
Fallas además en la seguridad, no solo del presidente al rechazar el Estado Mayor Presidencial, sino en los controles al inicio, durante y al final del suceso, pero lo que más llamó mi atención, fueron las reacciones apenas AMC fue presentado.
Cuidado “en política no hay coincidencias”, y menos cuando se tiene un programa elaborado y nada se deja al azar. Aunque AMLO y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, repiten una y otra vez, que el pueblo se expresa libremente, y el “Manual para eventos del Señor Presidente Andrés Manuel López Obrador en Estados de Oposición”, no es de su autoría, no a todos convence su justificación. En algunas Entidades, se dice que los superdelegados pudieran estar detrás de estas protestas o infiltrados de grupos resentidos.
Otra versión, que empezó a correr se refiere a los resultados de los gobernadores en sus respectivas administraciones, lo curioso, es que a todos les sucede igual o peor y en el mismo escenario.
Lo que yo veo como algo delicado, es el manejo de las masas de un presidente llamando a la “calma” frente al griterío. Lo cual, me lleva a especular, si los abucheos fueron provocados ¿Qué otra forma de manipulación sería capaz AMLO de utilizar y los gobernadores, no se han dado cuenta?
En las salidas a los estados que el Ejecutivo Federal, ha realizado desde el 2 de diciembre, solo los gobernantes de Morena se habían salvado de insultos. Las consecuencias por estos sucesos ya son evidentes, como el exhorto de la CONAGO, con el fin de evitar estas prácticas, y la amenaza de los mandatarios estatales de ya no asistir a las giras de AMLO, tal y como lo hizo, el gobernador de Aguascalientes, al asegurar que no puede prestarse a un juego de “infantilismo político”.
Obviamente dejar la plaza libre al presidente es un error, pero exponerse a más rechiflas y gritos, no es aconsejable. En caso de que los reclamos sean naturales, entonces hay que poner orden en las plazas, para seguir construyendo una relación institucional entre ambos poderes.
En general, militantes y simpatizantes de los partidos políticos, tienen que entender que los tiempos ya cambiaron, que es momento de sumar, no restar. Los ciudadanos tenemos que pugnar por una relación cordial entre los políticos, sin importar ideologías, porque eso es, lo que necesita el país.
Quizá, también ha llegado la hora de cambiar el Formato de Eventos y las Giras Presidenciales, para que los gobernadores no se expongan a estos “distractores” y el presidente, le pueda seguir hablando a la gente.

SICSAGEANDO
El diputado que está trabajando fuerte, es Jorge Ortega Pérez. Todos los días visita una colonia o se reúne con vecinos de barrios tradicionales del V distrito, que le plantean gestiones de bacheo, vigilancia, alumbrado y otros servicios públicos. Los comentarios malintencionados que soltaron en las redes sociales, señalando que Jorgito, no había regresado a su distrito, quedaron como pura grilla.