Abucheo, aplauso, sonrisa y confianza

9

R E F L E X I O N . . . A N D O
GASPAR ARIEL HERRERA FARFAN

Pueblo y Gobierno, más que términos separados, debieran de ser unidad indisoluble en confianza y respeto, en esperanza y resultados, en palabra y acción; pueblo y gobierno son esa realidad que comprueba que es el pueblo quien determina a sus gobernantes y como consecuencia, es el pueblo quien acaba pagando la irreflexión de haber errado en su decisión. Por lo regular les venden el número ganador de alguien que ahora sí va a hacer lo que los anteriores no pudieron hacer, sin identificar la trampa en el manipuleo de sus pensamientos, pues le hacen ignorar la comparación histórica de los procesos, para fijarlo tan solo en los momentos determinantes de elección y aceptación.
Sin embargo la esperanza es la única que ha sobrevivido a los múltiples ataques de destrucción que partidos y gobiernos han lanzado en contra de quienes les dan fuerza, posición, posesión y espacios para comprobar que sí hay progreso, que sí hay cambios, que sí hay transformaciones, pero nunca en los ciudadanos que los eligieron y los convirtieron en pastores de su enorme y dócil rebaño; las directrices de quienes mandan están perfectamente marcadas y establecidas, haciendo el milagro de la creación de un mundo completamente diferente al de todos, pues ellos no son todos sino tan solo los elegidos, quienes en su ascención, ya son dueños de vidas, de sueños y de obras.
Se puede hablar de errores irreparables cuando San Dedo es el santo que más veladoras recibe, más rezos acumula, más barba se le alisa, y a fuerza de besos sus zapatos son los que más brillan en todo el universo?; O cuando la conciencia se pone a prueba al mirar los medios de comunicación que exhiben públicamente salarios y lujos, así como una vida ostentosa de quienes fueron elegidos y electos a ciegas?, -¡hay dolor ya me volviste a dar!-; ¡O cuando en su soberbia tan solo giran en medio de su egolatría, basando su seguridad en estar sentados, parados, de cuclilas u como sea, a la diestra del primerísimo! ¡Sús, Sé y Maria!
Siendo conocedores de tantos desaciertos, justo es que alguien, en algún momento deje en libertad unos tímidos abucheos, o tal vez algún gas intestinal contenido para momentos importantes, pero, cuidado, porque la libertad es unilateral y la voz unidireccional, siendo el asombro de que los sonidos salieron de bocas amordazadas y pensamientos encarcelados. Empieza la batalla del SER y del ESTAR, lo que trae como consecuencia el ¡Jesús!, como muestra de asombro al escuchar hablar a los mudos, y para colmo abuchean y sonríen, en la grandeza de sus culturas que invitan a la esperanza de un renacer; el león empieza a no temer al domador al aprender a contar que uno más uno no es lo que los otros quieran, sino que el resultado es un universo que levan.ta la cabeza demostrando su presencia y con ello su decisión.
La mula no era arisca, los palos la enseñaron; y que si hay un despertar, que sea para bien. ¡Loor por la libertad de pensamiento!, ¡Loor a la búsqueda del desarrollo personal y social!, ¡Bendita la semilla que debe sembrarse desde casa para poder dar buenos frutos fuera de ella! Los gobernantes son gobernantes gracias a sus pueblos y ambos tienen la responsabilidad del éxito de un país, lo cual demuestra ahora entre ABUCHEOS, APLAUSO, SONRISA Y CONFIANZA, que si alguno falla, el otro muere.

garihefa@hotmail.com