Lo más comentado…

23

Que los que andan desconsolados, buscando no quién se las hizo, sino quién se las pague son los militantes del Partido Acción Nacional (PAN), que no se resignan a haber sido relegados como tercera fuerza política en el Estado, luego de que por décadas fueron la segunda y hasta le pelearon posiciones al PRI en sus tiempos de esplendor político.

Que todo se derrumbó para los panistas, quienes fueron los más perjudicados por el tsunami que generó la elección de López Obrador, y el impulso que éste le dio a los candidatos de Morena que, sin hacer campaña, ganaron posiciones en el Campeche y en el resto del país, mientras que los panistas tuvieron una de las peores elecciones en su historia.

Que en Campeche el PAN solo ganó tres diputaciones locales y una alcaldía, pero lo que más les ha dolido es que ya se sentían vencedores en la presidencia municipal de Ciudad del Carmen y resultó que con el conteo voto por voto y casilla por casilla, los resultados le favorecieron al priista Óscar Rosas González. No hay vuelta de hoja, aunque impugnen no tendrán los argumentos suficientes para revertir lo expresado en las urnas.

Que tan enojados están los panistas que lo mismo se la pasan llorando que les hicieron fraude, que sus diputados en el Congreso votan en contra de todas las cuentas públicas de los Ayuntamientos y del Gobierno del Estado. Están politizando su berrinche por su derrota electoral y eso parece solo una reacción desesperada de un partido y su dirigente que se saben perdedores y con un futuro incierto y sin el poder que tanto les ha beneficiado.