Rompen récord de jonrones

31

El cuadrangular del jugador de los Piratas de Campeche, Asael Sánchez, fue el número 2069 del 2019 y rompió la marca de más jonrones en una temporada en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) y la cual fue impuesta hace 19 años; es decir, en la temporada 2000, cuando atizaron 2068 cuadrangulares.

Después del batazo de Asael Sánchez el pasado domingo 11 de agosto en el estadio Nelson Barrera Romellón, la cifra irá incrementando. Luego del domingo con 105 encuentros del

actual calendario y faltando 15 partidos a cada equipo, se tienen registrados 2079 bambinazos y cuando llegue el final del rol regular el jueves 29 de agosto se tendrá un nuevo récord en más jonrones dados en una campaña en la LMB.

Se llevan conectados 2079 jonrones en 825 partidos para un promedio de 2.52 por encuentro.

ORIGINARIO DE CUAUTITLÁN

Asael Sánchez, de 25 años de edad, en su tercer año con los Piratas de Campeche, es originario de Cuautitlán, Estado de México, creció en Aguascalientes y ahora radica en Monterrey, Nuevo León.

El mexiquense rompió el récord del 2000, que fueron 2068 cuadrangulares, en la parte baja de la cuarta entrada para acercar a su equipo en la pizarra 4-3; fue jonrón solitario ante la serpentina del sonorense José Samayoa, el tercer mejor lanzador en carreras limpias de la LMB. En ese mismo cuarto inning, los filibusteros llegaron a tierra prometida en cuatro ocasiones y dejar el marcador 6-4 a su favor y con esa pizarra finalizó el encuentro.

La semana pasada, Asael Sánchez dio tres jonrones: el miércoles siete de agosto en Campeche en la cuarta entrada, jonrón solitario en el cuarto inning ante Marco Carrillo de Tabasco. El sábado 10 de agosto, en el primero de un doble juego en Campeche, al igual que ante Tabasco, fue después de un out y solitario, ese bambinazo fue en el quinto acto ante Dustin Creshaw y el del domingo en la cuarta entrada ante Samayoa, en ese varió, ya que no había out y fue el primer bateador del episodio.

En conjunto, los Piratas de Campeche en el 2000 fue su tercer y último año de jugar en el estadio Leandro Domínguez del barrio de Santa Lucía en la capital campechana, dieron 63 jonrones, para ser la artillería que dio menos cuadrangulares. Al año siguiente, los filibusteros estrenaron nueva casa: el Nelson Barrera Romellón.