Los otros héroes

25
Trey Burton, al lanzar el pase de anotación para Nick Foles

Aunque solo a un jugador lo eligen como el Más Valioso del Super Bowl, el premiado observa que lo que hicieron en conjunto va más allá de lo que él realizó: “Es increíble lo que vivimos, el ser campeón es algo inimaginable, pero me queda claro que todos mis compañeros son los MVP, a mí me votaron, pero todos lo son”, comentó el quarterback de las Águilas de Filadelfia, Nick Foles.
Al referirse a lo que hicieron los demás, entre todo el trabajo que realizó su equipo a lo largo del duelo de domingo, hay dos nombres que de inmediato saltan a la vista por dos jugadas en particular: Trey Burton y Brandon Graham.
Filadelfia anotó 41 puntos, y seis de ellos llegaron con una acción especial, de hecho, su nombre era Philly Special. La jugada sorpresa en la que Foles atrapó un pase dentro de la zona de anotación tuvo a tres jugadores que tocaron el ovoide, Corey Clement (quien recibió el centro para después pasar el balón), Burton (quien tomó la bola y la lanzó) y Foles.
Entre esos protagonistas, es Trey el que menos menciones tiene, al ser un ala cerrada suplente, pero tuvo su oportunidad y no la desperdició.
“Había soñado con lanzar un pase de anotación desde que estaba en la Universidad, así que no lo creo, mis compañeros me decían ‘lo hiciste en el Super Bowl’, es algo que nunca voy a olvidar y mis hijos tampoco”, explicó Burton, quien fue uno de los cuatro jugadores con envíos en el Super Bowl LII, además de Foles, Tom Brady y Danny Amendola.
El ala cerrada llegó a la NFL con las Águilas en 2014 como agente libre, y aunque no tuvo recepción ese año, sumó cinco acarreos para 10 yardas; en 2015 atrapó su primer pase, en una campaña en la que registró apenas dos más.
Hace dos temporadas sus números mejoraron a 37 recepciones para 327 yardas y un touchdown.
Este año, aunque estuvo detrás de Zach Ertz y Brent Celek en el roster, tuvo 23 balones atrapados, sumando 245 yardas y cinco anotaciones, pero no fue así como las Águilas lo utilizaron en Minnesota.
“Siempre nos funcionó esa jugada, no saben lo atlético que es Foles, yo podía tomar el balón y ponerlo en cualquier lugar, sin importar si estaba cubierto porque sabía que era capaz de atraparlo”, comentó. “El coach tiene muchos pantalones, eso demuestra la confianza que tiene en nosotros, en los juegos pasados le recordé que teníamos esa jugada, así que fue increíble ver que la mandó”.
Mientras Burton tuvo su momento de gloria en la parte final del segundo cuarto, Brandon Graham apareció cuando el reloj llegaba a los últimos segundos del último cuarto con una jugada clave: golpear a Brady para provocar un fumble que recuperó su compañero Derek Barnett.

Graham, con su familia y el trofeo

Al quedarse con ese balón, las Águilas no solo detuvieron la amenaza de los Patriotas, sino que sacaron tres puntos para alejarse a ocho; fue la única pérdida de Nueva Inglaterra, pero resultó muy dolorosa.
“Sabía que tenía un duelo uno a uno con el guardia, sé que le gusta ser agresivo por eso solo empujé, cuando me acerqué estiré el brazo y ahí estaba Brady y fui por el balón”, narró Graham.
El liniero defensivo fue una apuesta grande de las Águilas al elegirlo en la primera ronda del Draft de 2010 y aunque tuvo un cierto impacto ese año (con tres capturas), fue a partir de 2014 cuando empezó a tener mayor peso.
Esta temporada jugó en 15 encuentros, acumuló 9.5 capturas y 33 tacleadas, pero fue hasta el domingo en la noche cuando logró atrapar a su primer mariscal de campo en estos playoffs.
“Teníamos que asegurarnos de sacarlos del campo, el objetivo era detenerlos, salimos y lo conseguimos, sabíamos que íbamos ante el número uno. ¿Hay algo más que enfrentar y vencer al mejor? Me alegra ser parte de esto”, ahondó.
Aunque fue un fumble muy importante, no fue el primero del año para él, ya que terminó con dos balones sueltos forzados y uno recuperado, que llevó a la zona de anotación.
De esta forma, mientras Nick Foles se llevó los honores y va a quedar registrado como el MVP del Super Bowl LII, el quarterback reconoció el trabajo del resto de sus compañeros, un mensaje que fue recíproco.
“Nuestra ofensiva es la que nos cargó y nosotros cuando necesitamos detenerlos, logramos hacerlo, no importa que tan feo haya sido, salimos con la victoria, le agradezco al ataque”, sentenció Graham.

Milenio Diario