En Lobos existe buen ánimo, pese a crisis

6

Édgar González/Puebla

Pese al descalabro a manos del América, que representó ligar cinco juegos sin conocer la victoria dentro del actual certamen, el ánimo parece no decaer al interior del vestidor de los Lobos BUAP, pues a decir del técnico de La Jauría, Rafael Puente del Río, el equipo tiene claro que al depender aún de sus propios resultados, no renunciarán a su idea de mejorar y lograr el objetivo que es mantener la permanencia en el máximo circuito nacional.
“Seguimos dependiendo de nosotros mismos, si bien fue una dolorosa derrota y un muy mal arranque de torneo, nosotros haciendo un mal torneo, no tan malo evidentemente como el que hasta ahora llevamos, pero haciendo un mal torneo obligamos a Veracruz a hacer uno muy bueno, entonces, el depender de uno mismo tiene que ser a lo que nos debemos de aferrar, ahora más que nunca tenemos que ser empáticos, ahora más que nunca tenemos que demostrar que estamos unidos, que trabajamos en equipo y que funcionamos como tal”.
El timonel de los universitarios admitió que la ausencia de buenos resultados colocan su continuidad bajo la mira de la directiva, consciente de que su puesto está en riesgo en caso de que las cosas no mejoren; sin embargo, sentenció que él no puede hacer más que trabajar y tratar de corregir pronto la ruta, por lo que se concentra ya en los próximos compromisos que tiene por delante.
“Yo sé perfectamente dónde estoy parado, que esta profesión exige resultados, evidentemente la presión te carcome, no te permite ser autocrítico, levantar la cabeza, sobreponerte a la adversidad, salir adelante, en mi vida me he acostumbrado a levantarme de los fracasos, estoy convencido que en conjunto con todo un equipo de profesionales que me respalda, con una entrega total en el día a día, nos vamos a sobreponer a esta adversidad”, indicó el timonel.
En esa misma línea, este fin de semana, los de la BUAP se medirán al Atlas de Rubén Omar Romano, que también trata de salir del fondo de la clasificación general. Duelo de desesperados, el que albergará el estadio universitario, donde los dirigidos por Puente del Río tratarán de imponer condiciones y respirar con tranquilidad. La