Corsarios busca reforzar su nivel de juego

3
Con el triunfo ante Pioneros de Cancún, los Corsarios de Campeche se ubican entre el grupo puntero.

Por: Efraín Collí Cimá

Corsarios buscará recuperar a elementos en algunas posiciones, tratando de evitar la carga muscular en otros, ante las bajas de juego que experimentan y su corta plantilla registrada, cuando se vive el meridiano del Torneo 2017-2018 del Fútbol de Tercera División.
En una campaña considerada como formativa para varios de sus jugadores, ante el cambio generacional experimentado, Corsarios ha sumado puntos importantes que lo ubican entre el grupo puntero, pero en la fecha siete visitará a Deportiva Venados, en duelo entre los dos primeros equipos estadísticamente del Grupo I.
Y para tratar de salir del campo Alonso Diego Molina, con alguna posibilidad de triunfo, deben apelar a una concentración  durante los 90 minutos de juego y evitar la baja de juego que ha expuesto.
Claro en sus apreciaciones y sin guardarse alguna realidad, el técnico filibustero Ulrich Peter Kowalczyk comentó que pese al triunfo de 3-2 ante Pioneros Cancún (fecha 10) en el estadio Universitario, le dejó conclusiones.

ENTRE LOS PRIMEROS LUGARES
Estadísticamente, Corsarios suma 11 puntos, se ubica entre los primeros lugares y el partido contra Deportiva Venados será por la punta del grupo, y la presión es para el Deportiva  “porque se armó con muchísimo dinero, con un plantel importante y nosotros hacemos el trabajo de formación este año y nos va mejor de lo que pensamos, pero la presión es del rival, pero no deja de preocupar la falta de nivel de algunos jugadores”.
Dijo que “de seis a ocho jugadores tienen un nivel alto y 3-4 jugadores en cada partido están lejos del nivel de los primeros, esto lleva a unos a trabajar de más porque otros no lo hacen, y eso a muy corto plazo va a perjudicar porque serán jugadores sobrecargados en los partidos”.
Ante este panorama, se espera un ajuste psicológico en esos dos o tres jugadores, porque la carga es demasiada para los restantes elementos.
Recordó que Inter perdió ventaja de  3-1 y le empataron a 10 minutos del final. “Ahora nos apretamos solos, no el rival, con el  2-0 ganando controlamos el juego y solo tenían una opción de gol en 45 minutos, pero el equipo (Corsarios), como nos ha enseñado en todas las fechas, va de 15 a 20 minutos de descontrol, desorientado, donde se pierde en sus posicione y no se trabaja en conjunto”.