Blanquean a Piratas

20

El as del pitcheo melenudo, el antillano Yoanner Negrín lanzó pelota de dos imparables en siete actos y su cuerpo de relevista no permitió libertades para que Leones de Yucatán derrotaran por blanqueada de 1-0 a Piratas de Campeche, triste limpia de la serie que ayer concluyó en el Parque Kukulcán Álamo.
Negrín trabajó de manera excelsa durante siete actos donde solo permitió par de neutrales, regaló una base por bolas y ponchó a dos para agenciarse su primer crédito de la campaña, aunque contó con el trabajo del preparador Andrés Silva y salvamento de Ronald Belisario, de forma perfecta.
La derrota se le cargó a Aldo Montes quien aceptó siete actos, siete imparables y una sola carrera, aunque regaló par de bases y ponchó a seis, un trabajo que no demerita pero que en esta ocasión, ante un equipo apuntado para pelear finales, sucumbió y fue relevado por Jorge Rivera, a quien no le hicieron daño.
Pese al trabajo aceptable de Montes la ofensiva pirata simplemente no existió y estuvo cerca de aceptar el no sin jit ni carrera.
Dominados en tres actos, los melenudos atacaron en la segunda entrada del cuarto capítulo con Art Charles Junior, quien pegó doble al jardín derecho pero no esperó mucho pues Luis Juárez lo remolcó a jom con sencillo izquierdo; Alberto Callaspo sacó línea a primera base, Humberto Sosa disparó imparable, Leo Heras tramitó base por bolas, Diego Madero se ponchó y Heras al intentar llegar a segunda base fue sorprendido.
Antes, en el tercer rollo, tras dos outs Walter Ibarra disparó triple aunque no anotó y en el quinto rollo, Yucatán volvió a la carga y llegó a colocar a hombres en tercera y segunda colchoneta, pero no llegó el batazo oportuno.
En cambio, Piratas se limitó a un imparable en el tercer rollo, con dos outs, el primero en la alienación del venezolano nacionalizado mexicano Uriak Márquez quien disparó sencillo al jardín central y de ahí no se movió hasta el séptimo rollo, el extranjero Jovan Rosa sacó inatrapable al jardín derecho y trató de alargar doble pero fue pillado, este fue todo el arsenal de los filibusteros.

Información: Efraín Collí Cimá