Redacción Novedades

Con la consigna de exigir que se les otorguen nuevas concesiones, aun con el desconocimiento de la ley que regula los persmisos, un grupo de 60 taxistas de Escárcega y Champotón se manifestaron en las oficinas del Instituto Estatal del Transporte. El grupo estaba encabezado por Danilo Echeverría, quien recientemente purgó condena por homicidio de una menor. Aunque la manifestación se conducía en completa calma, los ánimos se calentaron cuando una comitiva intentó ingresar a las instalaciones del IET, rompieron los vidrios de la entrada y causaron destrozos, por lo que fue necesaria la presencia de los policías antimotines para evitar que las cosas pasaran a mayores.
Como resultado de ello, fueron detenidos Mariano y David Méndez Morales, Marcos Vega Balan, Cornelio Garrido y Danilo Echeverría, este último el líder de Radio Taxi Maya.
Los manifestantes expusieron que desde hace nueve años han solicitado a las autoridades competentes la concesión y obtención de la placa de taxi para poder trabajar, sin tener hasta el momento una respuesta favorable de la autoridad.
Los quejosos pertenecientes a las agrupaciones Radio Taxi Maya y la Sociedad Cooperativa de Escárcega recordaron que en meses pasados cuando el organismo estatal entregó concesiones, únicamente se benefició a personas que compraron dicho permiso, sin cumplir con los requisitos, mientras que a quienes cuentan con su documentación en regla, no se les ha autorizado.
En este tenor, denunciaron, sin pruebas, anomalías en el Instituto Estatal del Transporte, entre ellas, la venta de concesiones, por lo que advirtieron que de no ser escuchadas sus demandas, se manifestarán de nueva cuenta hasta que reciban una solución a sus demandas.
Una de las afectadas, Guadalupe Guzmán, mujer taxista de Escárcega señaló que hace 10 años se inició en esa actividad, con la promesa de que al cumplir con la documentación y tramitación, se le otorgaría la placa y en ese tiempo solo ha recibido evasivas.
“De hecho una comisión acudió al IET y no se nos quiso recibir, cuando solo se pedía un diálogo para que nos otorgara la concesión”, aseveró la mujer.
Indicó que a pesar de que la agrupación de taxistas de la que forma parte está constituida legalmente, a su mismo dirigente le retuvieron sus documentos, y hasta el momento no cuenta con la placa.