Venta de pibipollos no repuntó

4

La elaboración de los tradicionales pibipollos parece perderse entre las familias de Escárcega por diferentes motivos, ya que fueron pocos los hogares donde se elaboró o donde se adquirió este tradicional platillo con el que también se conmemora a los fieles difuntos.
Así lo compartió Pedro Escalante Guillén, originario de Calkiní, quien año con año elabora los tradicionales pibipollos y para lo cual acepta encargos, pero que este año no lo vio reflejado en sus pedidos.
Señaló que los precios del pibipollo son accesibles ya que fluctúan entre, los más chicos, 100 pesos, los medianos a 200, a 300 los grandes, y los extra grandes en 450, “a los cuales se les colocan los tres tipos de carnes que según la tradición llevan, pollo, cerdo y res, “lo que les da ese sabor inigualable al estilo del municipio que me vio nacer, Calkiní”.
No en todos los hogares se preparó el pibipollo en esta ocasión, pues, la situación económica no siempre da para más, por lo que solo algunas familias se dieron el gusto de tenerlos en sus mesas.
Así como aquellos que por trabajo no pudieron prepararlos y los adquirieron en las seis casas donde año con año los elaboran y los comercializan a precios al alcance de los bolsillos de las pocas familias que mantienen la tradición.