Por: Rafael Can Santos

Agentes de Seguridad Pública y paramédicos de la Cruz Roja acudieron a un llamado de auxilio en la comunidad La Chiquita, donde se reportó la muerte de un bebé de 6 meses de edad al parecer por “muerte de cuna”.
Familiares del pequeño dijeron que al amanecer fueron a despertarlo y grande fue su sorpresa al percatarse que no respiraba. De ahí el llamado de auxilio a los socorristas.
Luego de revisarlo se percataron de que algo sucedía, hasta que llegaron los paramédicos y confirmaron que falleció por posible asfixia de muerte natural.
También acudió personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y del Servicio Médico Forense (Semefo) para las indagatorias a los padres del menor y levantar el cuerpo para realizarle la autopsia de rigor. El perito de la Vicefiscalía General Regional con sede en esta cabecera recabaron testimonios para conocer las verdaderas causas de la muerte del bebé.