Frente frío causa estragos

33
Embarcaciones quedaron bajo el agua en la comunidad e Isla Arena.

Por: Rosendo Balán Caamal/Rafael Can S.

Los fuertes vientos y lluvias ocasionadas por el frente frío número 31 causaron estragos en la ciudad: caída de letreros, anuncios, techos de láminas de zinc, árboles, incluso algunos triciclos que utilizan como transporte terminaron volcados, así como encharcamientos en las calles.
Cabe señalar que elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal realizaron un recorrido por la ciudad para ayudar a población, en tanto que personal de la Dirección de Protección Civil brilló por su ausencia.

Policías brindan ayuda, mientras que personal de Protección Civil brilla por su ausencia

Alrededor del mediodía de ayer domingo comenzó a sentirse los efectos del sistema frontal, con los fuertes vientos, seguidos de la lluvia que formó láminas de agua en las principales calles, obligando a los hecelchakanenses a resguardarse en edificios.
Un enorme árbol ubicado en la calle 13, entre 20 y 18 del barrio La Conquista fue derribado por las fuertes corrientes de aire, aunado al reblandecimiento de la tierra, también arrancó cables de alta tensión.
Los oficiales al mando del comandante operativo, Eddy Tamay Chi, acudieron hasta el lugar, y con hachas y una sierra cortaron las ramas del árbol para retirarlo del lugar para que no obstruyera el paso.
Asimismo, techos de láminas de algunas casas fueron arrancados, así como letreros de gran dimensión, ya que las estructuras se doblaron. Habitantes de la misma zona trataban de retirar las estructuras para evitar accidentes.
Se espera que en las próximas horas se den a conocer de manera oficial los daños que originaron los fuertes vientos.

En Hecelchakán, los techos de lámina de zinc de algunas viviendas fueron derribados por los fuertes vientos, así como unidades que dan servicio de transporte terminaron volcados

SEVERAS AFECTACIONES EN ISLA ARENA

Por otra parte, en la comunidad de Isla Arena el frente frío número 31 dejó lluvias y fuertes vientos, causando severas afectaciones al sector pesquero de ribera, al resultar dañadas varias embarcaciones, a pesar de que estaban bajo resguardo a orillas de la playa y el malecón, por el cierre de puertos a la navegación.
Varias embarcaciones terminaron bajo el agua, así como las artes de pesca.
Pescadores que se arriesgaron a “salvar” sus lanchas comentaron que el “norte” afectará el cierre de la temporada de captura de especies marinas.
Cabe señalar que los puertos fueron cerrados a la navegación en toda la comunidad, desde los primeros minutos de ayer.
Los hombres de mar esperan que el clima mejore en los próximos días; sin embargo, ante la fuerza del “norte” estiman que volverán a salir a pescar hasta el próximo lunes.
Por su parte, dueños de embarcaciones dañadas comentaron que repararán sus lanchas para que puedan retomar sus actividades y así recuperarse de las pérdidas.