murió de un balazo
El baleado terminó tirado boca arriba en la calle.

Por razones desconocidas, un hombre le arrebató la vida a su hermano al dispararle a quemarropa con un rifle. Este lamentable suceso fue presenciado por el padre de ambos que pidió castigo para el responsable que huyó llevando el arma consigo.

Este crimen ocurrió en la comunidad Juan Escutia, municipio de Escárcega, donde ambos hermanos discutían afuera de sus respectivas viviendas cuando de pronto comenzaron a discutir gritándose todo tipo de cosas.

Alejandro L.F. de 48 años de edad, de oficio campesino, se metió a su casa para volver minutos después donde estaba Alberto L.F. de 44 años a quien disparó a quemarropa en el pecho matándole de inmediato. El hombre cayó sobre el pavimento quedando tendido boca arriba.

El padre de ambos presenció el hecho y de inmediato acudió con la autoridad para reportar el homicidio acudiendo elementos de la Vicefiscalía General Regional y personal del Servicio Médico Forense (Semefo).

El presunto huyó llevando el arma de fuego consigo internándose entre la maleza para buscar la carretera y escapar.