Altar de la familia Ku Cen, con 37 años de tradición

8
El altar de la familia Ku Cen es un legado que iniciaron don Maximiliano Ku Maldonado, ya fallecido, y su esposa, Teresa Ku Alvarado.

Sin menospreciar a otras familias que continúan con la tradición de realizar sus altares en memoria de los que se adelantaron en el viaje sin retorno, por 37 años consecutivos la familia Ku Cen cumple con la tradición de colocar su altar para recordar a sus difuntos.
También, como parte de esta celebración y de esta tradición familiar, elaboran los tradicionales pibipollos con el característico estilo yucateco, es decir, en el proceso de elaboración se enfocan en el exquisito pibipollo enterrado.
Recordaron que don Maximiliano Ku Maldonado y esposa, Teresa Ku Alvarado, fueron los iniciadores de esta añeja tradición que no sólo tiene el objetivo de recordar el “Día de Muertos”, sino de fortalecer a la familia.
Señalan que la unión familiar ha sido clave para llevar a cabo esta tradición en la que participan las familias Ku Cen, Ku Palmer, Ku Chi, Ku Osorio, García Ku y Hernández Ku, quienes año con año acuden a la casa de doña Teresa para iniciar con la elaboración de alimentos y del altar, en la que además participan hijos y nietos.
Y es que, a pesar de que hace seis años don Maximiliano se adelantó, esto no ha sido impedimento para que la tradición decaiga, por el contrario, se ha fortalecido para estar listos ante la llegada de los fieles difuntos.
“La tradición va a seguir, la inculcamos en nuestros hijos, como nuestros papás lo hicieron con nosotros, pues, representa una oportunidad para venerar a nuestros seres queridos que han fallecido, ofrecerles la comida que en vida les gustaba y, sobre todo, es una forma para decirles que los tenemos presentes”, afirmó Luis Antonio Ku Cen.