Peligran 10 hectáreas de tierras vírgenes en Carrillo Puerto

60

Un grupo de ejidatarios solicita de manera urgente la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para frenar la devastación de 10 mil hectáreas en el ejido Felipe Carrillo Puerto donde el comisario Moisés Abundis Quimé, en contubernio con un funcionario de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Ciudad del Carmen, pretenden beneficiarse con 10 millones de pesos al vender la extensión de tierras a menonitas de la comunidad Yanón para el cultivo de soya transgénica.
En un documento presentado ante las autoridades ambientales, los ejidatarios comentaron que los menonitas ya acordaron pagar 10 mil pesos por hectárea al funcionario de la Semarnat y cómplices, quedando una comisión para el comisario ejidal, de mil pesos por hectárea.
También dijeron que el funcionario de la Semarnat se encarga de las gestiones en la Ciudad de México para conseguir los permisos para sembrar la soya.
Bajo mentiras, se hace creer a las autoridades protectoras del medio ambiente que dicha extensión de tierras es de pastizales y monte bajo cuando la realidad es otra, ya que hay puras montañas vírgenes pobladas de árboles adultos de chicozapote y jabín, además de la gran cantidad de flora y fauna silvestre, explicaron los inconformes.
De obtener el permiso quedará devastada una gran extensión de selva virgen provocando el desequilibrio de la flora y fauna y grave daño ambiental.
Por lo anterior, se hace un llamado a las autoridades protectoras del medio ambiente para que detengan el ecocidio que está a punto de cometer el comisario de Carrillo Puerto, no sin lamentar que tanto el ejido como las autoridades ambientales fomenten la deforestación de zonas vírgenes y que por beneficiarse económicamente atenten contra la naturaleza.