Conservan la tradición de la Santa Cruz

17
Procesión encabezada por vecinos del barrio Oriente, en Dzitbalché

Entre misas, procesiones y convivios, fue celebrado este 3 de Mayo a la Santa Cruz, en los diferentes sectores de Calkiní, así como en las tres juntas municipales que lo conforman Dzitbalché, Bécal y Nunkiní. En los lugares a donde se están construyendo obras, fueron colocadas cruces y a partir del mediodía se suspendieron las labores para iniciar el festejos.
Como cada año, en coordinación con los vecinos del barrio de la Concepción, la familia Mex Turriza llevó en procesión a la Santa Cruz hasta la capilla del suburbio donde fue celebrada la tradicional misa, y luego al ritmo de charanga y el sonar de los voladores, hubo una convivencia en el barrio de la Santa Cruz de esta cabecera municipal.
Se recordó a fray Pedro de Gante, quien impuso este festejo inicialmente y lo logró durante un tiempo, aunque durante el pontificado del papa Juan XXIII de los años 1958 a 1963 la iglesia católica decidió eliminarlo del calendario litúrgico, sin embargo la fiesta tenía ya sus raíces y se continuó llevando a cabo cómo hasta ahora.
En Bécal, se realizó la procesión dedicada a la Santa Cruz, por vecinos del barrio Oriente; en Dzitbalché, en algunos sectores se organizaron rezos, lo mismo que en Nunkiní, en las comunidades de Santa Cruz Pueblo y Santa Cruz Ex Hacienda, hubo paseos de la Cruz. Esta celebración es la más arraigada entre los trabajadores de la construcción pues no pudo faltar este 3 de Mayo la convivencia auspiciada por el patrón o arquitecto encargado de la obra.
En Champotón no pasó desapercibido el Día de la Santa Cruz los trabajadores adornaron cruces con colores llamativos, flores y listones, y no hay construcción que no tenga una fiesta por el Día del Albañil.
Alarifes no dejaron de laborar por este día tan importante para ellos, pero en ningún momento se olvidaron de este día significativo recordando palabras del gobernador Alejandro Moreno que los alentó a trabajar con el apoyo que recibieron de sus propias manos.
No obstante, algunos trabajadores lamentaron malas condiciones de trabajo, como Osmel Beytia, quien recordó que en la cementera Montserrat vivió un periodo en que los pagos eran mal pagados y soportaba cualquier tipo de atrocidades por parte de
los dueños.
Enrique Huerta Castillo, secretario general del sindicato Mariano Escobedo, envió un saludo a todos los trabajadores de la construcción en general.

Información: Rosendo Balan Caamal/Redacción