Violenta el alcalde la Ley de Procedimientos

13

El síndico administrativo del Ayuntamiento del Municipio de Carmen, Alberto Rodríguez Morales, aseguró que el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus entregará una administración llena de deudas porque los regidores y demás síndicos le aprobaron sus cuentas públicas sin analizar, sólo fueron ‘levantadedos’ en las pocas sesiones de Cabildo que se realizaron en tres años, siempre a modo y nunca pensaron en el pueblo carmelita, quienes son sus verdaderos jefes.
Señaló que el alcalde no debió confundir sus caprichos como ley, pues con su actitud actual violenta la Ley que Regula los Procedimientos de Entrega-Recepción del Estado de Campeche y sus municipios, debe iniciar el proceso pero hasta el momento sigue terco en ocultar la información de las direcciones y coordinaciones municipales.
Dijo que además de que deja con una gran deuda el Gobierno Municipal de Carmen, por su arrogancia e ineptitud, y esto fue con la venia de un cabildo en su mayoría servicial y dominado, el alcalde Gutiérrez Lazarus entregará un Ayuntamiento endeudado y en banca rota, pues regidores y síndicos solo acudían a las sesiones de cabildo para alzar la mano y aprobarle todos sus caprichos.
El síndico administrativo de la bancada priista, aseveró que los regidores y demás síndicos, panistas, morenistas y los independientes, le aprobaron sus cuentas públicas sin analizarlas o exigir que se explicara en que se gastó cada peso que entró a las arcas municipales, siempre a conveniencia propia y nunca pensaron en el pueblo carmelita, quienes son sus verdaderos jefes.
Aseveró que de las 36 sesiones de cabildo que debieron realizarse en los tres años de la administración de Pablo Gutiérrez Lazarus, no se llegó ni a la cuarta parte, lo que demuestra que los temas importantes para el desarrollo integral del municipio no eran de su interés, sólo llamaba a sesiones extraordinarias para aprobar los que a él le interesaba.
Indicó que este Gobierno nunca gestionó recursos necesarios para la modernización de las zonas rurales, ni para la implementación de estrategias económicas que ayudaran a la creación de empleos en el municipio, todo lo contrario, se creó una política recaudatoria agobiante para los comerciantes y empresarios.
Finalmente aseveró que ésta fue una administración que lastimó los bolsillos de todos los carmelitas, sin dar pauta para que el municipio creciera, y esto es un reto para la próxima administración pública, pues todos los sectores guardan resentimiento hacia el Gobierno Municipal, y ahora se debe buscar la conciliación con todo ellos.

Información: Gabriel Viche