Vecinos se agrupan ante la falta de vigilancia policial

32

Debido a que el gobierno municipal que encabeza Pablo Gutiérrez Lazarus no garantiza el bienestar de la comunidad, habitantes de la colonia El Guanal, el barrio más antiguo de la Isla, implementaron medidas propias de seguridad para no ser sorprendidos por amantes de lo ajeno.
En múltiples ocasiones han reportado robos y asaltos a transeúntes, negocios o casa-habitación y tardan más en decirlo que en quedar libres los delincuentes, al parecer por falta de pruebas o porque a la autoridad no le interesa seguir una averiguación previa.
Con turnos de día y de noche, cámaras de vigilancia y recorridos por la zona, los habitantes se coordinan para hacerse justicia por cuenta propia ya que la policía no hace su trabajo por temor a pasar por dicha colonia, sitio que le tocó a muchas familias vivir y no tienen culpa de que la delincuencia se aproveche de su vulnerabilidad.
Luego de varias reuniones entre habitantes de la calle 22 para tratar la ola de robos, cristalazos a vehículos, así como daños ocasionados a viviendas, los afectados decidieron instalar lonas donde advierten a los delincuentes que de ser sorprendidos serán linchados, además de cámaras de seguridad que funcionan las 24 horas del día para identificar a los amantes de lo ajeno.
Por su parte, el líder de colonos de este sector, José Javier López Job aseveró que es preocupante el aumento de robos en toda la ciudad y por ello decidieron unirse para combatir la delincuencia a través de un grupo de WhatsApp para mantenerse en constante comunicación.
Al cuestionarlo sobre el tema, pero sobre todo saber qué medidas implementan las autoridades en turno, señaló que no hay rondines por el lugar, “los elementos de la Policía Municipal solo vinieron un día que me asaltaron y de ahí hasta ahora no se les ha vuelto a ver por ningún lado”.
Al continuar, dijo que el principal objetivo de los ladrones son los teléfonos celulares y dinero en efectivo, sin importar edad o sexo de la víctima a quien intimidan en la mayoría de los casos con armas blancas.
Durante todo el día y parte de la noche, algunos vecinos se quedan de guardia para vigilar la zona y ante cualquier sospecha salen todos al mismo tiempo para investigar, por ello pusieron lonas que a la letra dice: “¡Cuidado! Ladrón que agarremos, en …… le daremos”.
Finalmente, López Job comentó que algunas veces los hampones realizan sus actividades delictivas en compañía de alguien más para estudiar el lugar y poder escapar sin ser detenidos; aunque fue certero al decir que las horas más frecuentes para este tipo de actos son de noche o madrugada, aunque por ese sector de la isla no importa el horario, porque incluso por las mañanas se han dado los asaltos a negocios o transeúntes.

Información: Félix Marín