Vaticinan elecciones amañadas

19

El terrorismo y represión dentro de la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), se ha maximizado con la cercanía de las elecciones para elegir nuevas dirigencias, pues Víctor Kidnie de la Cruz quiere dejar el cargo a personas fieles a su persona.
Lo anterior lo señaló durante una rueda de prensa, Marvin Córdoba Morales, candidato del Grupo Unido Regeneración Sindical (GURS), para contender por la dirigencia de la Sección 47, y por eso la mafia que controla Kidnie de la Cruz lo rescindió de Petróleos Mexicanos (Pemex), y del propio Sindicato, para que no pueda competir en contra del líder charro.
Mostrando pruebas de que su salida forzada fue injusta, aseguró que en los próximos días presentará una impugnación a la decisión del consejo y además un amparo federal, para garantizar que sus derechos laborales y su participación en la contienda interna de la Sección 47 sean respetados, pues este tipo de acciones se derivan del miedo que tiene Víctor Kidnie de perder el poder que ha sostenido por medio de amenazas y la extorsión.
Aprovechó la conferencia de prensa para declarar que todo lo que le pase a él, su familia o a cualquier miembro de GURS en Ciudad del Carmen será responsabilidad directa de Víctor Kidnie y de su camarilla de hampones, pero aún así, no tiene miedo de seguir en su lucha para la democratización de las elecciones internas.
Finalmente comentó que la petición que han presentado, es que el voto de los obreros sea libre y secreto, no a mano alzada como hasta ahora se ha realizado, lo que fuerza al trabajador a votar por el candidato que imponga Víctor Kidnie, sabiendo que si se niega a alzar su mano, lo despiden de inmediato.

Información: Gabriel Viche