Un muerto por arma blanca en el Carnaval

66
La Cruz Roja siempre estuvo preparada para atender cualquier incidente en la ciudad.

Carmen Hernández

CARMEN.– La Cruz Roja delegación Carmen reportó que durante el Viernes de Corso y el Sábado, más los festejos de domingo a martes brindó 98 servicios de emergencia entre los cuales hubo un muerto, accidentes de tránsito y agresiones físicas por consumo de alcohol.
En los operativos de seguridad la institución participó con 39 elementos que conforman las áreas de capacitación, auxilio, prevención, voluntariado y veteranos.
Las unidades de emergencia estuvieron presentes a lo largo de los recorridos del Carnaval, en puntos estratégicos, además de que personal a pie se mantuvo alerta ante cualquier llamado de la sociedad.
El viernes 1 de marzo brindaron 18 servicios: dos choques, una volcadura, tres golpeados, un atropellado, siete enfermos, tres convulsionados y un caído.
El sábado otorgaron 33 servicios de los cuales siete fueron choques, un atropellado, cuatro golpeados, cuatro caídos, un fracturado, 12 enfermos, un muerto por herida de arma blanca, un cardiaco, un cortado y un desmayado.
El domingo 3 la Cruz Roja dio 19 servicios, el lunes 11 y el martes que fue el último del Carnaval 17 servicios, siendo cuatro choques, dos atropellados, dos apuñalados, ocho enfermos y un intoxicado.

Familias seguras
Faltas administrativas y detención de personas por riñas y alterar el orden fue el saldo registrado por el director de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal, Carlos del Rivero Galán al señalar que no se registró ningún hecho de sangre durante los recorridos en el Carnaval.
Reconoció que la gente sabe divertirse y guardar el orden hacia los demás, por lo cual este año el Carnaval pudo disfrutarse en un ambiente familiar y con seguridad.
También agradeció el apoyo de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública y la colaboración de la Vicefiscalía que se mantuvo para atender cualquier eventualidad.
Del Rivero Galán comentó que aunque hubo un muerto, el incidente se suscitó en otro lugar lejos de donde la gente celebraba el Carnaval.
En los desfiles hubo consumo de bebidas alcohólicas pero nadie se metió con la gente de al lado y eso es muestra de respeto a la autoridad que pidió compostura para no afectar.