Por: Félix Marín

Locatarios esperan la llegada de cientos de personas al mercado principal “Alonso Felipe de Andrade” para las compras de ingredientes necesarios para continuar con la tradición del Día de Muertos, convirtiéndose en un verdadero encuentro de sabores y colores que identifican el festejo de los fieles difuntos.
Entre los comerciantes hay cierto temor de no obtener ganancias esperadas debido a la crisis por la recesión económica que golpea a la isla desde hace dos años, sin embargo, ayer se registró un aumento en el número de consumidores.
Entre los precios les presentamos los siguientes: la comerciante de dulces típicos desde hace 20 años, María Aracely Contreras, aseveró que el xpelón se vende en 15 pesos. Es escencial para la elaboración de pibipollos y tamales, es una clase de frijol que se cultiva en el Sureste mexicano. Su uso se acentúa en esta temporada de muertos, pues es ingrediente primordial para la comida de las ánimas.
La calabaza cuesta entre 15 y 40 pesos la pieza, la chaya a 15, principal ingrediente de los tamales; papaya verde, de 20 a 30 pesos la pieza; tejocote, a 20 pesos la bolsa; camote, a 40 pesos el kilo; toronja, 10 pesos la pieza, y la hoja de plátano a seis pesos el manojo, aunque podría incrementar su precio desde hoy.
Por otra parte, las carnicerías, puestos de flores, comida y de dulces típicos, este domingo ya se vieron concurridos por decenas de personas que buscan los insumos para preparar los platillos típicos de esta temporada.
Ayer domingo, la afluencia de ciudadanos incrementó considerablemente.
Pese a que en las escuelas se fomenta el Halloween, aún las familias buscan preservar las tradiciones mexicanas, al colocar altares de muertos en sus casas, por lo que se preparan con anticipación para que en casa no falte esta tradición prehispánica y qué mejor que adquirir sus productos en el mercado prinicpal.
A pesar de la crisis que se vive en la isla de Carmen, los comerciantes fijan toda su esperanza para que el próximo inicio de mes, repunten sus ventas y logren vender todos sus productos.