Total hermetismo por muerte de león

32

El director de Servicios Públicos Municipal, Néstor Solana Ramos dijo que el Zoológico de Ciudad del Carmen funciona de manera normal, pero al preguntarle respecto a la muerte del león el pasado fin de semana, respondió que la única información que se dará será a través de boletines por parte de la Dirección de Comunicación de la Comuna.
Para evitar más preguntas, señaló que ya había salido un comunicado en torno a las condiciones del parque recreativo y era todo lo que podía mencionar, al parecer, el funcionario no quiere revelar detalles para no caer en contradicciones como sucedió con la muerte de la jirafa.
En torno al plazo que fijó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para realizar ciertas modificaciones al zoológico, señaló que ya se trabaja en ello a pesar de que no hay trabajos que se realicen al respecto.
Por su parte, Lourdes Rodríguez Vadillo, representante del Movimiento Alternativo para la Recuperación de Ecosistemas Afectados (Marea Azul), mencionó que el centro de diversión tiene más de 40 años y su predominante son los errores de planeación.
Desde 2013 el zoológico está al borde del colapso por tener a sus animales en malas condiciones sanitarias y muy mal alimentados, además de las áreas inapropiadas según el hábitat en que deben vivir, pero en 2014 Petróleos Mexicanos (Pemex) y el gobierno del Estado destinaron 20 millones de pesos para la remodelación del inmueble, proyecto que no fue evaluado correctamente ni presentó los permisos de construcción y requerimiento de especies, dejando como consecuencia mala administración hasta la fecha.
“Las agrupaciones ambientalistas nos hemos manifestados ante la sociedad y autoridades ambientales para que no adquieran especies exóticas, ya que el zoológico no cuenta con la infraestructura, equipamiento, ni atención adecuados para su cuidado sin exponer la vida de los animales”, reveló.
Lo anterior dio como resultado que de 2013 a 2015 murieran 37 animales, entre éstos una cebra, un puma, un pecarí, un hocofaisan, venados, entre otras más.
Diversas asociaciones civiles han interpuesto denuncias ante la Profepa siendo una de ellas la marcada con el número de expediente PFPA/11.7/2C.28.2/00081-14, en contra de Raúl Morineau Canudas por la situación en que mantenía al jaguar, el tigre de bengala y otros ejemplares que presentaban huellas de maltrato por falta de atención médica.
Del 2015 al 2017 este problema se agravó provocando la muerte de 10 animales, los dos últimos y en menos de un mes, una jirafa y un león. Marea Azul AC exhorta al Gobierno del Estado tomar medidas urgentes para salvar a las pocas especies que quedan en el zoológico antes de que mueran, pues no hay interés de la Comuna por resolver esta situación ni de brindar atención a los ejemplares.