Siguen trabajos tras afectaciones por el frente frío

12
Personal de diferentes instituciones y cuerpos de auxilio realizan trabajos en casas, parques y otros sitios afectados por el mal tiempo.

Por: Félix Marín y Gabriel Viche

Elementos de la Gendarmería, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Dirección de Seguridad Pública trabajan en coordinación para atender a las personas y predios afectados por el mal tiempo provocado por el frente frío número 10.
El sistema generó afectaciones severas en Ciudad del Carmen, como cortes de energía eléctrica, desabasto de agua potable, calles inundadas en colonias, además de árboles caídos.
A través de la Dirección de Protección Civil en coordinación con la Gendarmería, la Sedena y la Policía Municipal, se han llevado a cabo diversos trabajos en casas, escuelas y parques que resultaron afectados, donde retiran basura e incluso árboles caídos.
Ayer continuaron los trabajos por parte del Ayuntamiento de Carmen, que preside Óscar Rosas González, quien confirmó que fueron afectadas con anegaciones en las colonias Tierra y Libertad, Bivalvo, Ortiz Ávila, Caracol, Manigua, Justo Sierra, así como los asentamientos irregulares Arroyo de los Franceses, Nueva Venecia e Ilusión.
La afectación por fortuna no fue mayor según el reporte de las autoridades, pues no trajo tanta lluvia como se esperaba, pero el mar de fondo generó marea alta y eso fue lo que afectó a las colonias de la periferia de la ciudad, así como a las que están pegadas al arroyo de la Caleta.

12 TRANSFORMADORES QUEMADOS
Por otra parte, en cinco sectores de la ciudad, se quemaron 12 transformadores por los efectos del frente frío número 10, informó el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Erick Martínez Güemes, quien dijo que las cuadrillas de trabajadores cambiaron los equipos lo más rápido posible.
Dijo que los apagones se debieron a que las ramas de los árboles eran “mecidas” por los vientos superiores a los 90 kilómetros por hora, generando que los cables de alta tensión se unieran, ocasionando un corto circuito que afectó el trasformador de la zona, en otros casos la caída de los árboles rompió los cables de energía que bajan hasta los registros de las casas.
En ambos casos, no solo se debía trabajar en el reemplazo de los transformadores, sino también en el retiro de las ramas y troncos de los árboles, la reparación de los cables de media y alta tensión, además del cambio de las cometidas que dan corriente a las casas.
Indicó que el trabajo se complicó por los vientos que continuaron ayer, aunque con menor intensidad, ya que los trabajadores deben subir a más de 10 metros de altura, donde el viento no tiene obstáculos y pega aún más fuerte, pero aún con estas inclemencias se atendieron varios sectores en un tiempo relativamente corto.
Finalmente, Martínez Güemes comentó que la carretera federal 180, tres postes de la CFE se desplomaron y muchos más quedaron ladeados, por lo que ayer iniciaron los trabajos de “libranza” para colocar nuevos postes.