Se lanza alcalde contra el director de Seguridad Pública Municipal

17
A pesar de haber aceptado la necesidad de vigilancia, el alcalde dejó fuera los operativos de los cuerpos de seguridad municipal.

Por: Félix Marín

Después de que en días pasados, el presidente municipal, Pablo Gutiérrez Lazarus anunciara en redes sociales en su cuenta oficial del Facebook que quedaban suspendidos los retenes en la ciudad y advirtió a la ciudadanía que no se dejaran sorprender, pues solo el alcoholímetro estaría en funciones, ayer cambió de opinión de quitar retenes y con confirmó que los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), continuarán con los operativos.
No obstante, arremetió contra el director de Seguridad Pública Vialidad y Tránsito Municipal (SPVyTM) Carlos del Rivero Galán, a quien llamó “doble cachucha”, “porque tiene cachucha de la PEP y de la Policía Municipal” después de que cuestionara la decisión del edil de suspender los retenes en la isla.
Y es que en redes sociales el alcalde emitió un comunicado de prensa donde anunciaba la suspensión de los retenes en la isla. Ayer, Gutiérrez Lazarus reconoció que los operativos tiene un objetivo de garantizar la seguridad, no obstante, no habrá retenes de policía vial, pero continuarán los filtros por parte de la Policía Estatal Preventiva.
Al ser cuestionado sobre las decisiones que toma en cuanto a la seguridad de los municipios y sobre todo las órdenes que emite a los elementos policiacos, respondió de manera altanera: “el que paga manda”, al reiterar que él es el jefe de los uniformados en la isla.
Al preguntarle que si no había sido el Gobierno del Estado el que pagó el salario de los policías, dijo que sí, pero confirmó que los retenes por parte del área de Seguridad Pública en su división de Vialidad y Tránsito quedaban suspendidos, sin embargo, los que realiza la PEP dentro de la ciudad continuarán de manera aleatoria.
Así, el edil de nueva cuenta demostró su capricho en incluso en el comunicado de prensa, enfrentó a la ciudadanía con los policías, pese a que desde el inicio de su administración prometió mejor calidad de vida para los cuerpos policiacos, además de incremento salarial y prestaciones para que se mejore el servicio que ofrecen a los ciudadanos en materia de seguridad pública.