Resurgen problemas en Canaco-Servytur

11
Juana de Jesús Montero Alvarado denunció presuntas agresiones de gente del presidente de cuerpo empresarial.

Después de cuatro meses, los problemas internos dentro de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), han resurgido, pues la noche del pasado 29 de octubre, la autoproclamada presidenta de dicho órgano, Juana de Jesús Montero Alvarado, denunció presuntas agresiones por parte de gente del presidente de dicho cuerpo empresarial reconocido ante la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Silvestre Fuente Flores; pese a ello, el día de ayer la vicepresidenta del órgano, Josefina Ojeda Martínez, acudió a las instalaciones de la Vicefiscalía General Regional, a levantar una denuncia en contra de Montero Alvarado y su hija Karen Ferráez Montero, por agresiones.
Ojeda Martínez relató que como sucedió durante el mes de junio, un grupo de agremiados llegó a las instalaciones de la Canaco, para tomar posesión del lugar y solicitaron a Montero Alvarado que desalojara y deje de usurpar un puesto que no le corresponde, pero las mujeres, quienes han visto a la Canaco como un negocio familiar, respondieron de manera agresiva y atacaron con violencia a los disidentes.
“Se han dedicado a difundir información falsa a través de redes sociales; nosotros llegamos a las instalaciones y le pedimos de manera respetuosa que fueran devueltas; se ha dedicado a decir y manipular información que es totalmente falsa; estábamos claudicando, es cierto, le grité que era una ladina, mitómana, me acerco a ella para invitarla a retirarse y empezó a marcar y a decir que la estaban golpeando cuando no es cierto”, refirió.
Explicó que el momento en que tomaron posesión de las instalaciones, fue alrededor de las 19:30 horas del pasado lunes, y las agresiones en contra de Ojeda Martínez, Fuentes Flores y el resto de los agremiados, iniciaron a las 9:00 de la noche, la afectada, llamó oportunista a Juana Montero, pues abusando de la usurpación del puesto, instaló a su hija Karen Ferráez y a su esposo dentro de la directiva de la Canaco.
“La empiezo a mover con todo y silla y la señora me prende el brazo, me golpeó, me arañó, al igual que su hija lo hizo, ella no tiene ni un solo golpe, ella hace declaraciones totalmente falsas, mucha gente me conoce y saben que trabajo. Siempre se le pidió que se retirara y nunca hizo caso”.

Información: Iván Zavala