Recuperarán autoridades locales del centro de abasto

22
Así luce el interior del nuevo mercado; los locales serán asegurados, por permanecer cerrados

La regidora y presidenta de la Comisión de Servicios Públicos, Mayela Cristina Martínez Arroyo, declaró ayer que 35 locales al interior del nuevo mercado “Alonso Felipe de Andrade” serán asegurados, ya que sus concesionarios nunca los abrieron, y al permanecer cerrados no ven otra alternativa que tomar esta medida para entregarlos a personas que en verdad necesiten trabajar.
Indicó que en próximos días la Comisión Edilicia de Vigilancia de la Edificación y Entrega de los Locales Comerciales del Mercado Público “Alonso Felipe de Andrade” podría colocar los sellos de asegurados a un total de 35 negocios, que hace dos meses fueron entregados a sus dueños.
La cabildante aseguró que no existe pretexto alguno para no utilizar los locales comerciales, se les ha otorgado el tiempo suficiente para que logren regularizar su situación económica y poner en marcha sus espacios de venta.
“Uno de los principales reclamos de los otros locatarios es que realizaron inversión que les generó una deuda, pero tienen abiertos sus negocios, ahora les afecta que el mercado nuevo de una imagen de abandono”.
Cabe recordar que, el mes anterior, comerciantes denunciaron que más 30 locales ubicados en el interior del nuevo mercado “Alonso Felipe de Andrade”, estaban cerrados, por lo que hubo inconformidad pues hay personas que están dedicadas fielmente a la actividad comercial y tienen ganas de trabajar, sin embargo, no tenían la oportunidad de adquirir un espacio propio.
La líder de los comerciantes de quienes no les tocó local, Cony Álvarez Barrera, denunció el mes pasado sosbre la inactividad de una treintena de locales, luego de una fuerte presión ejercida por parte de los comerciantes del mercado para que se terminara la segunda etapa del centro de abasto y se entregaran los locales para que sean remodelados y acondicionados, para que expusieran sus productos a la venta.
“Hay quienes llegaron recibieron sus locales y no se han vuelto aparecer por el mercado dejándolos abandonados; desconozco por qué no los utilizan, pero afecta un centro de abasto vacío, la gente no se para en el lugar si ven los locales cerrados sin ser de utilidad”, subrayó la mujer.
Quien se sumó al descontento fue Teresa del Jesús Beltrán Lanz, quien aseguró que a ella le tocó un local de medidas reducida y lamentó que otros recibieran buenos espacios y a la hora de la verdad nunca se presentaron a producir, “a trabajar como debe de ser pues en la isla hay la necesidad de levantar y dar vida al centro de abasto, en vez de estarse quejando por la crisis”.

Información: Félix Marín