Reactivarán a Oceanografía

39

Por: Gabriel Viche

Oceanografía busca llegar a acuerdos para el pago a los proveedores y a los empleados que fueron despedidos, después de culpar al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), e incluso amenaza con sacar información en contra de quien denunció a la empresa, pero los ex trabajadores no confían.
El director y propietario Amado Yáñez, anunció que busca la reactivación de su empresa, y con Andrés Manuel López Obrador en el Gobierno Federal ahora amenaza con dar a conocer la verdadera historia de lo que pasó, en el caso de corrupción que le fue imputado por las autoridades federales durante el pasado sexenio.
Proveedores y ex trabajadores de Oceanografía, vía correo electrónico, recibieron una invitación para que acudan a las oficinas (ubicadas en la calle 26), con el objetivo de llegar a acuerdos para el pago de deudas y salarios, respectivamente.
Amado Yáñez señaló que la culpa recae totalmente en los funcionarios del SAE, que durante tres años se dedicaron a saquear la empresa.
En su cuenta de Twitter, Amado Yáñez asegura: “Lucharé por el daño que le hicieron a todos los que trabajaban en OSA, a más de 50 mil familias”; “el país necesita un líder que busca que en México desaparezca la desigualdad, esa es mi opinión de AMLO” y advierte: “La próxima semana empezaré a dar a conocer la verdadera historia de lo que pasó en contra de OSA y mi persona”.
Sin embargo, los trabajadores no comparten su perspectiva de la historia, pues aseguran que el daño fue ocasionado por su deshonestidad y corrupción al licitar los contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex), además de que muchas veces lo buscaron para dialogar sobre el pago de salarios y prestaciones que les adeudan, pero se negó a recibirlos.

GÁNGSTER PETROLERO
Por su parte, el ex tripulante del barco “Caballo Azteca”, Víctor Manuel Ortega Sánchez, aseveró que Emilio Lozoya Austin, Héctor Orozco Fernández y Jesús Murillo Karam, son el blanco de sus mensajes, y él es realmente el responsable por actuar como el gánster petrolero de Ciudad del Carmen.
Dijo que la empresa Oceanografía siempre operó de manera irregular, como consta en el concurso mercantil y en las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), ya que había evasión fiscal, no tenía a toda su plantilla dada de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y durante más de 25 años los trabajadores nunca tuvieron reparto de utilidades, una devolución de impuestos, aguinaldos, vacaciones, prima vacacional, etc.
“Recordemos que salió en el diario ‘El Universal’, el acercamiento que quiso tener un pequeño grupo de trabajadores y fueron mal recibidos por Amado Yáñez, llamándoles que eran unos malagradecidos porque les había dado de comer y aún así lo atacaban”, puntualizó.