Posible negligencia de Comuna causa muerte de jirafa

18

Por: Félix Marín

Murió la única jirafa del Zoológico de Ciudad del Carmen debido a las malas condiciones del lugar que no es atendido como se debe por la Comuna, reconoció su director, Esteban Salazar Vadillo. El ejemplar era único en su tipo.
“Las condiciones en la que están los animales no son las adecuadas, reconoció, y añadió que la alimentación es muy limitada por falta de recursos.
La muerte del animal ocurrió alrededor de las 4:00 de la mañana de ayer.
Melman, como cariñosamente llamaban a la jirafa, fue traída en el 2014, tras la remodelación del parque zoológico. Sin embargo, la actual administración municipal ha demostrado no tener interés en impulsar este proyecto recreativo que surgió en otra administración.
Asimismo, deja ver que carece de los conocimientos adecuados para tener y atender animales exóticos que requieren un especial cuidado para su preservación en cautiverio.
“Desconozco las causas, no podría decirles a ciencia cierta de qué murió este pobre animal, pero lo que sí es cierto es que las condiciones en que viven los ejemplares no son las adecuadas, y eso todo mundo lo sabe, por lo cual hacemos lo posible para solventar esas necesidades; ya recurrimos a las autoridades federales para ayuden a reubicar a los animales”.
Refirió que el Gobierno Municipal no otorga recursos para comprar comida para las especies, por lo cual han tenido que recurrir a las empresas asentadas en la isla que se dedican a dotar de alimentos.
Se requiere de un presupuesto anual de 15 millones de pesos para mantener en óptimas condiciones el parque de convivencia familiar, sin embargo, el Ayuntamiento solo destina 7 millones de pesos para mantenimiento.
Cabe mencionar que al tratar de captar algunas imágenes del animal fallecido, al interior de este centro de diversión familiar, elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal (DSPVTM), a bordo de dos unidades, trataron de agredir a los representantes de los diversos medios de comunicación que estaban en el lugar, para impedir hacer su trabajo.
Al cuestionarlos porqué interrumpían el trabajo de los reporteros, aseveraron que por instrucciones de Héctor Solana Ramos, director de Servicios Públicos, les encomendaron que los alejarán de este lugar.