Policías municipales paran labores

36
Los más de 100 elementos de la DSPVTM pararon labores por la falta del pago de su aguinaldo.

Más de 100 elementos de la Dirección de Seguridad Pública, vialidad y Tránsito Municipal (DSPVTM) iniciaron un paro de labores ante la falta de pago de aguinaldo por parte del gobierno municipal encabezado por Pablo Gutiérrez Lazarus, mientras tanto la custodia de la ciudadanía corrió a cargo de elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), así como de la Gendarmería y de elementos ministeriales.
En punto de las 8:00 horas de ayer jueves protestaron al no recibir el pago de su aguinaldo (debió ser depositado el pasado 20 de diciembre) y también pedieron la destitución de Ada Patricia Duque Farías, subdirectora administrativa de Seguridad Pública.
El policía primero, Juan Pérez Regalado, informó que toda la base de seguridad conformada por 180 elementos se manifiesta para exigir al alcalde el pago de 45 días de salario como aguinaldo como lo establece la ley, cerca de 20 mil pesos al policía raso y subiendo el monto con el grado.
“De acuerdo con la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos en el Estado y el Municipio (el pago) debe de ser de 45 días y debe entregarse antes del 20 de diciembre, pero ya estamos a 21 y el monto económico que nos quieren dar es de cinco mil 300 pesos”, indicó durante las manifestaciones de ayer.
Fue así que desde las 8:00 horas del jueves, las instalaciones públicas de la DSPVTM fueron tomadas para obligar al alcalde entregar el beneficio de fin de año a cada uno de los uniformados, confrontando a la subdirectora administrativa de la corporación Ada Patricia Duque Farías quien solo daba excusas.
Los elementos también buscaron asesoría legal al contratar al litigante Jorge Salazar Cruz, quien señaló a la funcionaria municipal la ilegalidad que comete la administración pública municipal que encabeza Pablo Gutiérrez.
Al medio día, Duque Farías se reunió de nuevo con los agentes para señalarles que solo se les depositaría una parcialidad de su dinero, pues no había el recurso completo, culpando al gobierno del estado por esta situación.
Sus declaraciones generaron entre los policías municipales rechiflas, gritos y señalamientos en su contra, lo que ofendió a la funcionaria y de inmediato se dirigió al Ministerio Publico de la Vicefiscalia a presentar una constancia de hechos por ataques hacia su persona.
Ante ello, Jorge Salazar Cruz, hizo lo propio ante el Ministerio Público, pues aseguró que Ada Patricia Duque Farías también amenazó a los elementos policiacos que solo exigen sus derechos laborales violentados por el munícipe carmelita.
Dijo que ahora se suma a su exigencia la destitución de la subdirectora de la DSPVTM Duque Farías, pues no es la primera vez que falla en su labor administrativa, pues durante el año ha tenido más de cuatro paros laborales por su incompetencia.
Hasta el cierre de esta edición los elementos policiacos permanecían en plantón, congregados frente al cuartel municipal de la Policía.
Vigilancia en la ciudad
El titular de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal (DSPVTM), Carlos del Rivero Galán, aseveró que la ciudadanía no estuvo desprotegida pues elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Policía Federal, la Gendarmería, además de pedirse el apoyo de al Vicefiscalía para que la Policía Ministerial apoyará con la mencionada vigilancia.
Dijo que los elementos de la Gendarmería y la PEP se sumaron a reforzar los servicios de vigilancia en la ciudad debido a que había un plazo que venció a la media noche del pasado miércoles, donde se estipulaba que si no se reflejaba el pago del aguinaldo a los policías municipales harían un paro de actividades.
Dijo que hasta donde tiene entendido que las autoridades del ayuntamiento realizaron la transferencia en tiempo y forma, pero parece ser que el problema es en la institución bancaria, que no refleja esta transacción.
“Señalaron que en el transcurso de la noche se iba a reflejar el pago y no fue así, e incluso tuve contacto con autoridades del municipio y me dijeron que a partir de las 10 de la mañana de ayer jueves ya se iba a reflejar el pago, pero no fue así”, aseveró.
Reveló que ante esta situación, el personal molesto porque no se cumplió con su pago como marca la ley, optó por no trabajar y tomar las instalaciones de Seguridad Pública, decisión comprensible porque ya contaban con su dinero trabajado y ganado, y por un error administrativo no les fue entregado en tiempo y forma.

Información: Félix Marín