Pobreza y desempleo propicia más violencia dentro del hogar

37

La pobreza provocada por el desempleo propicia que se incrementen los casos de violencia en la familia, pues al no existir recursos económicos se tiende a reacciones violentas entre la pareja, así lo dio a conocer la titular del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), Mireya López Peña, al señalar que en relación al 2016, el año pasado aumentaron a 30 por ciento las demandas por pensión alimenticia por mujeres para sus hijos.
El año anterior incrementó la demanda para pensiones alimenticias y aunque los funcionarios de este instituto están conscientes de la situación que atraviesan las familias por falta de trabajo, tienen que actuar conforme a la ley y hacer que el padre cumpla su obligación, lo cual desencadena el divorcio o la separación de la pareja.
El hombre, al no contar con un empleo estable se le tiene que fijar el salario mínimo y ver la manera que cumpla, pues mientras no mejore la situación económica en la isla seguirá aumentando el desempleo y mucho más difícil que los varones cumplan con su obligación, sobre todo que la mujer se ve limitada porque no puede trabajar y cuidar el hogar al mismo tiempo al no contar con apoyo familiar para turnar sus horarios.
La mujer en esta situación sufre mucho, ella se encuentra limitada y con pocas oportunidades para trabajar, de tal modo que la demanda de la pensión alimenticia incrementó hasta el 30 por ciento en el IMM en comparación al 2016.
“La pensión alimenticia fue la principal queja que más se reflejó en esta institución, además de la violencia física que sufren las mujeres y sus hijos ocasionadas por la falta de dinero; cuando llegan a la institución a pedir asesoría para manutención de sus hijos nos enteramos que viene cargando violencia física o psicológica por parte de su pareja”, señaló.
Para concluir lamentó diciendo que en las comunidades la situación es más difícil, pues las mujeres van con la autoridad más cercana que es un comisario municipal o agente y les dicen “regresa a tu casa, dónde vas a ir, no tenemos donde ponerte y aguanta, ya se le va a pasar a tu pareja el coraje”, por ello en ocasiones reciben apoyo de las vecinas porque no hay refugios para protegerlas.

Información: Omar Dzul Tuz