Peligran 30 hectáreas de manglar por nuevo puerto por construcción de un puerto

70
Nuevo Campechito

La presidenta de la Asociación Ecológica “Laguna de Términos Delfines” A.C., Rosario Velueta Benítez dijo que la construcción de un puerto en Nuevo Campechito, cuyo proyecto tiene la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dejará un impacto negativo ambiental porque devastará hectáreas de manglar para rellenar parte del mar, aunado a la muerte de especies marinas.
Señaló que este ecocidio se debe evitar, pues el proyecto va muy avanzado a cargo de la constructora Dorantes Garza, obra que tendrá una superficie de construcción de 240 hectáreas que requerirán la devastación de más de 30 hectáreas de manglares, hábitat de diferentes especies como larvas de camarón y peces, y en tierra de iguanas, garzas, gaviotas, entre otros animales de la región.
Si la Semarnat otorga el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) a la constructora para que se realice la obra acabarían con miles de larvas y especies juveniles marinas al sepultarlos vivos, aunado a la deforestación del manglar que se considera un grave problema en el país.
La importancia que tienen los ecosistemas naturales está en la riqueza de sus recursos y en los servicios ambientales que ofrecen, parte de ello lo conforman los manglares, esenciales en el desarrollo y el funcionamiento de las zonas costeras, pero no se le ha dado el seguimiento adecuado a la conservación de dichos bosques naturales.
Velueta Benítez dijo que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como FAO (por sus siglas en inglés) en 2005 varios estudios registraron las tasas más elevadas de deforestación en términos absolutos. El país es de los que tienen sus zonas más extensas de manglares, pero también en donde más se destruyen.
Los bosques de mangle son humedales constituidos por vegetación especialmente adaptadas a entornos de salinidad e inundación, diversificando el espacio y ofreciendo arribo a gran número de especies de macro-invertebrados; de esta manera, y para nuestro interés, son fuente y origen de las pesquerías en las riberas y de recursos alimenticios, actúan como zonas de protección y/o amortiguamiento frente a tormentas y huracanes, así como estabilizar la línea de costa y evitar su erosión.

Información: Omar Dzul Tuz