Margarita Zavala, con muy poca convocatoria

16
Margarita Zavala recolectó firmas en el parque Tila. La acompañó el panista Juan Carlos del Río González.

Félix Marín

Ayer por la mañana arribó a Isla del Carmen la precandidata independiente Margarita Esther Zavala Gómez del Campo para recolectar firmas de apoyo a su candidatura a la Presidencia de la República, pero tuvo muy poca convocatoria el evento realizado en el parque Tila.
Debido a que el Instituto Nacional Electoral (INE) validó las primeras 6,500 firmas de 10,600 entregadas por auxiliares campechanos, la aspirante alcanza el 1% de ciudadanos que conforman el padrón electoral en la entidad y para agradecer el apoyo y sumar más firmas la aspirante realizó una visita a Carmen.
Zavala llegó en el vuelo comercial a las 8:00 horas, se hospedó en un hotel donde se reunió principalmente con militantes panistas y alrededor de las 11:00 horas tuvo un encuentro público con ciudadanos en el parque Tila, donde en su mayoría la esperaron adultos mayores y jubilados, de los cuales muchos ignoraban el motivo de la cita, pero traían en su mano la copia de la credencial de elector para efectuar el trámite.
El anfitrión principal de la visita fue el ex candidato panista a la gubernatura de Campeche, Juan Carlos del Río González quien se mantiene como militante del Partido Acción Nacional (PAN) y apoya a la esposa del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.
En ese lugar, Margarita Zavala otorgó un reconocimiento a cuatro auxiliares campechanos que han contribuido con la recolección de más firmas y resaltó el logro alcanzado en Campeche como la primera entidad en aportar firmas equivalentes al 1% del padrón electoral, ejercicio que continuará en Campeche hasta el 19 de febrero.
Dijo que el mensaje a la Nación es de libertad y valentía, que en México hay deformación de la democracia y por ello, decidió ponerse en manos de los ciudadanos.
Consideró que la democracia no puede salir tan cara, pues los partidos recibirán más de seis mil millones de pesos el próximo año.
La aspirante se limitó a pedir firmas de apoyo, saludó, se tomó fotografías y después realizó personalmente la acreditación de las mismas. Posteriormente se trasladó a una reunión privada con líderes de sectores productivos, almorzó con empresarios y su regreso a la Ciudad de México fue a las 17:00 horas, también en vuelo comercial.