Ligero repunte en la venta de carne de pollo, res y cerdo

6
Vendedores de carne de pollo tuvieron un ligero repunte en sus ventas por la celebración del Día de Muertos.

Por Félix Marín

Vendedores de carne de pollo, res y cerdo, reportan un ligero repunte en sus ventas durante los días miércoles y jueves pasados, por los festejos del Día Muertos, ya que la gente acostumbra elaborar diversas viandas como son los tamales y el famoso pibipollo, así como otros platillos que usan como ofrendas y que son colocadas en los altares en honor a quienes ya partieron al otro mundo.
La vendedora de carne de pollo, María del Carmen Bolón Palma, señaló que quienes se dedican a la venta de este producto en el interior del nuevo mercado, así como de otros cárnicos como res y cerdo, tuvieron un ligero repunte de ventas, siendo estos productos los principales ingredientes para la preparación de tamales.
Tras manifestar que mucho influyó que el precio del producto avícola no presentó un incrementó por parte de sus proveedores y pudieron mantenerlo igual, dijo que el kilo se ofertó a 45 pesos y que aplicaron promociones como venta de tres kilos por 120 pesos, con lo cual el público consumidor tenía un ahorro de 15 pesos; además de que el kilo de gallina se mantuvo en 45 pesos, al igual que el pollo, cuando su costo real es de 60.
En tanto que, el secretario general del Sindicato de Matarifes de Carmen, Primo Salazar Góngora, señaló que aunque hubo un notable incremento en las ventas de carne de res, pero aún mayor en el cerdo, las ventas no fueron las mismas que en años anteriores ya que la crisis económica sigue agudizándose en este cierre de año.
Precisó que tuvieron un repunte en sus ventas desde el pasado viernes porque algunas personas acostumbrar ofrecer rezos en sus viviendas en honor a San Judas Tadeo y acostumbran ofrecer a los asistentes tamales, con atole o café, pero aún así no fue igual que en años anteriores, pues algunas personas se limitaron en sus festejos.
Salazar Góngora precisó que quienes se dedican la venta de cárnicos en el mercado mantuvieron los mismos precios, además de aplicar promociones y algunos hasta regalaron gramos de más, al aplicar el famoso “pilón”, para que sus clientes se fueran satisfechos pero, sobre todo, para rque regresen a adquirir sus productos diarios.