Incierto, el futuro de dos hipopótamos en Carmen

15

Aún es incierto el destino que tendrán los dos hipopótamos Pipo y Pepa que habitan en el Centro de Convivencia Infantil y Zoológico de Ciudad del Carmen, pues ninguna Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) ha mostrado interés en recibir a estos animales, señaló Jesús Esteban Salazar Badillo, coordinador del parque.
Tras la partida de los cinco felinos que fueron retirados del zoológico el pasado 17 de diciembre y que ya se encuentran en el Área Natural Protegida “Bosques de Tlalpan”, el administrador confirmó que los hipopótamos también serán reubicados pero el problema es que no encuentran un lugar adecuado debido al peso y dimensión de los animales.
Cada hipopótamo consume siete mil 200 kilogramos de alimento en un semestre, además de que requieren instalaciones adecuadas con un estanque de profundidad de 1,5 metros mínimo, un potente sistema de filtración o incluso usar peces para que se alimenten las heces pues la mayoría de las veces defecan en el agua, sin olvidar que deben tener siempre una zona de sombra y para protegerse del viento.
“El sustrato no debe ser abrasivo para la planta de los pies, se recomienda la arena y barro para revolcarse ya que deben proteger su piel de los rayos del Sol, el césped es también buen material para fomentar el forrajeo”, explicó.
Salazar Badillo lamentó que en el parque no tengan el espacio adecuado para los dos hipopótamos y para ello se requiere invertir al menos un millón 200 mil pesos en adecuaciones solo de su espacio, recursos que no tiene la Comuna.
A pesar de que en el Presupuesto de Egresos 2018 el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus destinó tres millones 626 mil pesos para productos alimenticios de animales, no se destinó dinero para adecuación, ampliación o reparación de las instalaciones del Centro de Convivencia Infantil y Zoológico de Ciudad del Carmen, contraviniendo así la orden de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) el 26 de noviembre de 2017, cuando aseguró la totalidad de animales silvestres, aves, mamíferos y reptiles, por las precarias condiciones en que vivían.
Conforme a los artículos 167 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, 40 último párrafo de la Ley General de Vida Silvestre y 72 de la Ley Federal de Procedimientos Administrativos, se le concede al Centro de Convivencia Infantil y Zoológico de Ciudad del Carmen un plazo de 15 días hábiles, a partir del día siguiente de la notificación, para acatar esta orden, pero ya pasó mes y medio sin que se realicen cambios significativos.
Finalmente, el coordinador del parque señaló que por ello se cancela la reapertura del parque este mes y posiblemente sea en abril, siempre y cuando lo autorice la Profepa.