‘Gutiérrez Lazarus se burla y desafía al IEEC’

34

Pablo Gutiérrez Lazarus se burla y desafía abiertamente al Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC), denunció el subsecretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Edgar Andrés Sánchez Espinosa, e integrante de la corriente Vanguardia Progresista (VP), tras destacar que pese a los exhortos que la autoridad ha realizado de manera general a los candidatos para respetar la ley, el carmelita ha hecho caso omiso.
En su conferencia de prensa semanal, destacó que a pesar de que se le notificó que de no dejar el cargo de presidente municipal del Carmen solo podrá realizar proselitismo sábados y domingos, el alcalde se ha pasado las recomendaciones “por el arco del triunfo” y continúa usando los recursos actuales del municipio para hacer su campaña.
“Es increíble la forma en la que se ha burlado escudándose en las reformas aprobadas en el IEEC, que expresan que 48 horas antes de esos 45 días el candidato puede dar a conocer si se retira o sigue en el cargo pero, evidentemente, le está valiendo lo que la autoridad dice porque él ha desatendido sus funciones como alcalde para hacer su campaña”, manifestó.
Pidió a la autoridad vigilar los actos del edil panista y de ser necesario sancionarlo, pues, además dijeron que se le ha visto en diferentes partes del municipio haciendo actos de campaña “en horas de trabajo”.
“Se trata de que está descuidando sus labores, hace proselitismo en horas laborales, en las que tendría que estar atendiendo las diferentes problemáticas que enfrenta el municipio y que ya se le salieron de las manos; es lamentable que utilice los recursos públicos para hacer campaña y promocionarse pero más lamentable es que se burle de los ciudadanos y de las autoridades electorales”, señalaron.
Los perredistas pidieron al IEEC actuar o de lo contrario, se estaría siendo cómplice del actual alcalde, “de no ser así pedimos que se abra una investigación y sea sancionado, pues, es una descarada violación de las leyes”.

Información: Adriana Quijano / Fotografía: José D. Beytia