Funcionario hostiga y acosa a comerciantes

34

Un comerciante ubicado fuera del mercado “Alonso Felipe de Andrade” a quien autoridades del Ayuntamiento no le entregaron su local en la nueva nave, decidió ampararse a nivel federal y en consecuencia ya comenzó a ser víctima de hostigamiento por parte del director de Servicios Públicos, Néstor Solana Ramos, quien pretende desalojarlo del lugar donde trabaja sin importarle que exista un proceso legal.
Se trata de Sergio Isaac Alba Rodríguez, quien dejó en claro que la actual administración no respeta la orden de un juez federal al pretender perjudicarlo aprovechándose de su cargo como funcionario, “pero ésta no es la primera vez que un comerciante de este centro de abastos enfrenta una situación similar, pues en repetidas ocasiones los vendedores hemos sido amedrentados por las autoridades solo porque no cumplimos sus caprichos”.
Incluso, dijo que Solana Ramos utiliza a algunos comerciantes del mercado para que ellos mismos los desalojen con el argumento de que no deben vender afuera del inmueble; sin embargo, lo único que esperan es que se dicte sentencia a favor o en contra y trabajar donde les corresponda, siempre y cuando el funcionario deje de utilizar a otras personas para intimidarlo.
Alba Rodríguez expresó molesto que por tanta presión en su contra se ha enfermado de diabetes, pues el mal funcionario hace sus negociaciones a escondidas para amedrentarlo a él y otros compañeros que también tienen amparo federal por la misma situación.
Los afectados ya presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la actitud que han tomado las autoridades en su contra, y de no esperar y respetar los tiempos que indica la ley acudirán a las instancias legales correspondientes para que los respeten y dejen de molestar.
Por su parte, Rocío del Carmen Santini, comerciante que se encuentra en la misma situación, dijo que la han tratado de desalojar por no ser locataria del mercado y aunque ha intentado hablar en persona con Néstor Solana Ramos, ni éste ni los regidores le han querido recibir y a cambio incitan a sus compañeros del centro de abastos en contra de ella para que la saquen de donde está.
Lamentó que sus compañeros engañen a la gente para obtener firmas que permitan despojarla de un local que le da sustento a su familia, pues “se trata de una venganza del director de Servicios Públicos a quien demandé por no darme un espacio en el mercado”.

Información: Félix Marín