Exigen castigar a policías por violentar a un ciudadano

15
La víctima exigió a las autoridades de la Vicefiscalía General de Carmen interponer una denuncia

Con pancartas en mano y al grito de “no más abuso de autoridad” y “exigimos justicia”, ayer un grupo de personas se plantó en la entrada de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal de Carmen para denunciar el abuso de autoridad por parte de los policías de la unidad 424, quienes detuvieron, golpearon, robaron y aplicaron toques eléctricos al momento de la detección del ciudadano, Juan González León.
Desde muy temprana hora de ayer, 12 ciudadanos decidieron no callar más, luego de la convocatoria hecha en redes sociales, se sumaron a la protesta, en la cual a través de consignas plasmaron su sentir ante la violencia que se ejerce por parte de la propia autoridad.
Tras bloquear el acceso a las instalaciones policiacas, el comandante, Carlos del Rivero Galán se presentó para dialogar con los inconformes y pedirles que se retiraran del portón y pasaran a dialogar a su oficina; en principio los manifestantes le acusaron de solapar a los elementos policiacos, pero finalmente se reunieron con el comandante para manifestar sus denuncias.

LOS HECHOS
En su oportunidad, González León narró lo sucedido, el sábado 12 de mayo, los elementos de la patrulla 424 lo detuvieron cuando viajaba en su auto, con la justificación de revisarlo por manejar alcoholizado lo arrestaron y agredieron, tras los toques quedó inconsciente y cuando despertó estaba recluido.
Asimismo, denunció el robo de un reloj de pulso y cadena de oro, además de que violentaron sus derechos humanos, pues fue esposado y tirado; cabe citar que un guardia mantenía su pie sobre él, lastimándolo aún más.
Exigió a las autoridades de la Vicefiscalía General de Carmen, interponer una denuncia por lesiones, amenazas y robo contra estos elementos, para que investigue el caso y se les sancione con cárcel, pues el abuso de autoridad no debe permitirse. González León solicitó a Carlos del Rivero que no proteja a los policías señalados, pues deben castigarlos por lo que hicieron, pues al parecer ya se volvió costumbre de los oficiales actuar de manera violenta.

Información: Félix Marín