‘Estallan’ los matarifes

14
Tablajeros caminaron sobre la calle 20 hasta llegar al Palacio Municipal

Integrantes del Sindicato de Matarifes del mercado municipal “Alonso Felipe de Andrade”, caminaron sobre la calle 20 hasta llegar al Palacio Municipal para pedir la destitución del administrador del principal centro de abasto, Juan Carlos Herrera Sánchez y del director de Servicios Públicos, Néstor Solana Ramos, por malos funcionarios.
Al respecto, el líder sindical Primo Salazar Góngora, a detalle explicó que desde hace más de dos meses han sido escritos tras escritos entregados a la administración del mercado, pero nunca han resuelto ni un solo problema de los que tanto aquejan a los locatarios del mercado, principalmente a los carniceros del lugar, pues desde hace meses han tenido pérdidas por arriba de 80 mil pesos, debido al mal funcionamiento de los cuartos fríos.
Dijo que desde que se nombró a Juan Carlos Herrera Sánchez, ha mostrado una actitud nada ética, para dejar a la deriva al mercado, por lo que exigen su destitución: “no queremos a una persona que es incapaz e incompetente para desempeñar su función como administrador, que ha dejado mucho qué desear”.
A esta manifestación se sumaron los locatarios del mercado principal, quienes denunciaron que desde hace más de un mes se le notificó a Néstor Solana Ramos que la cámara frigorífica de ese centro de abasto no funcionaba, pero nunca atendió esa petición, y hoy están pagando las consecuencias.
Dijo que de manera responsable han manifestado todas las deficiencias del mercado municipal, pero hasta la fecha no han tomado cartas en el asunto; “el problema es que una vez que dejan de funcionar los cuartos fríos de ambos mercados, no se tiene dónde guardar la carne”.
Externó que los matarifes son monitoreados por inspectores de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriscam), quienes constantemente verifican los comercios y visitan el rastro; deben cumplir con todos los requisitos “pero resulta que el Ayuntamiento no está haciendo su trabajo”.
“Es una responsabilidad del gobierno municipal que los mercados de la isla funcionen adecuadamente; además, tuvieron el conocimiento de cómo la empresa Acciona entregaba la obra y ya sabían cuál era el problema; sin embargo, también levantamos la voz en su momento y las autoridades hicieron caso omiso a estas peticiones”, puntualizó.

Información: Félix Marín