En riesgo, el pago del aguinaldo a empleados

22
Los trabajadores del Smapac están en incertidumbre ante la irresponsabilidad de la gente que no paga el servicio que utilizan.

Aumenta a más de 70 millones de pesos la morosidad en el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (SMAPAC) debido a que el 40 por ciento de los usuarios no paga su consumo, principalmente empresas que han abandonado los inmuebles y edificios que ocupaban al quedarse sin trabajo por la reforma energética.
El titular de la dependencia, Roberto Figueroa Rueda, reveló que en consecuencia, alrededor de 180 integrantes del Sindicato Único de Trabajadores de los Tres Poderes del Municipio de Carmen, cuyo secretario general de este organismo, José del Carmen Urueta Moha, personal de confianza y jornaleros, podrían quedarse sin aguinaldo, prestaciones y sin el sustento de sus familias por el aumento de morosidad que se ha registrado.
El funcionario lace un llamado a la sociedad para que pague sus adeudos a la brevedad posible y se recaude el otro 50 por ciento que se requiere para pagar las prestaciones que por derecho deben recibir los trabajadores del SMAPAC.
“En un año la morosidad pasó de 50 millones de pesos a 70 millones, de los cuales, el 40 por ciento de la deuda es de empresas que emigraron de la isla y que nunca pagaron el servicio del agua; el resto es de la población en general”, argumentó.
Agregó que de los 55 mil contratos ejercidos por ciudadanos 60 por ciento debe hasta tres y cuatro años, sin embargo, a medida de presión se suspende el suministro sumando mil 200 casos.
Refirió que en busca de contrarrestar este problema se ha invitado a la gente que debe meses e incluso años, acercarse a las oficinas y buscar la forma de pagar con facilidades, pero lamentó que solo fuera un número mínimo el que atendió el llamado.
Cabe mencionar que ayer por la mañana el delegado sindical Andrés Jiménez Nazariego, fijó su postura referente al tema señalando que no permitirán que este año dejen sin aguinaldo a los sindicalizados; sin embargo, están a la espera de que sean llamados por el director del organismo para aclararles el panorama que se vive sin la intención de perjudicar a nadie.

Información: José Solano