Diseñan proyecto de rehabilitación marina

27
La Policía Federal, División Ambiental Gendarmería, participará en el proyecto Rebimar

Ciudad del Carmen será el primer sitio del país que por primera vez cuente con un programa de Rehabilitación de la Biodiversidad Marina (Rebimar), a través del cual se busca fomentar el cuidado y rescate de mamíferos y reptiles como los delfines y tortugas.
Dicho centro se desarrollará en una parte de la Laguna de Términos donde se puedan rehabilitar especies marinas que provengan de otros países y estén en cautiverio, pues se pretende que pasen sus últimos días en el sitio donde al principio fueron extraídos.
El especialista en biodiversidad marina procedente del norte de Quintana Roo, Alejandro del Castillo Alfaro, explicó que participarán en este proyecto las asociaciones civiles “Marea Azul”, de Carmen; “México Conservación”, “Alma Verde Holbox”, “Santuario Azul”, así como la Policía Federal, División Ambiental Gendarmería, y otras organizaciones y cooperativas pesqueras de la entidad.
El 90 por ciento de los delfines en el extranjero y otras entidades del país fueron extraídos de la Laguna de Términos y es importante que vuelvan a su hábitat para pasar ahí sus últimos días y esto permita que se reproduzcan naturalmente.
Del Castillo Alfaro indicó que las especies extraídas de la Laguna de Términos con una vida superior a los 25 años, ya presentan un notorio cansancio por el estrés al que están sometidas diariamente y difícilmente lleguen al fin de su ciclo normal.

FONDO REVOLVENTE PARA REDES PESQUERAS
Por su parte, la representante de “Marea Azul” en Carmen y pieza importante para la creación del Rebimar, Lourdes Rodríguez Vadillo, dijo que buscan impulsar la cultura del cuidado, la preservación, pero sobre todo, el rescate de estas especies que por su explotación podrían desaparecer.
El sector pesquero tiene que dejar de depredar y volverse en verdad productor para que las especies se conserven y reproduzcan. En caso de que algún delfín o tortuga quede atrapado en las redes de pesca, en vez de sacrificarlo, deberían destruir sus redes para salvar estas vidas.

Información: Félix Marín