Denuncian prepotencia de dirigentes sindicales

141
Los trabajadores advirtieron que llegarán hasta las últimas consecuencias para hacerse justicia.

Gabriel Viche

Dirigentes del Grupo Unido Regeneración Sindical (GURS) pertenecientes a la plataforma Akal “C” de Petróleos Mexicanos (Pemex) denunciaron abusos de los dirigentes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) al aplicarles descuentos y exigirles cuotas para el organismo sin su consentimiento.
El líder en Ciudad del Carmen del GURS de la sección 47, Antonio Pérez Alejandro comentó que en días pasados los petroleros de la plataforma Akal “C” realizaron una protesta sobre el puente de enlace entre las zonas habitacionales y de producción, como muestra de su hartazgo por los abusos que encabeza Carlos Romero Deschamps.
La manifestación de descontento generalizado de los empleados de Pemex en contra de los caciques que controlan las secciones 47 y 42 del STPRM se replicará a otras plataformas e incluso en las oficinas administrativas de Pemex si nadie hace algo al respecto.
Afirmó que en una catorcena Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, dirigente de la Sección 47, se embolsa 33 millones 600 mil pesos al quitarle con las cláusulas 447 y sus consecutivos 447-F-J-L y M, dos mil 800 pesos a cada uno de los 12 mil trabajadores sindicalizados, acto que comete desde octubre del 2018. “Si sumamos esto, en cuatro meses el líder ha acumulado cerca de 134 millones de pesos para su bolsillo.
Esto es algo que molesta porque nadie recibe una explicación para saber en qué se gasta el dinero o el beneficio que tendrán.
Además –continuó– Kidnie de la Cruz está defraudando a los agremiados del STPRM, pues su liderazgo no está reconocido por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).
“Sus esbirros se han dedicado por muchos años a extorsionar a los trabajadores al exigirles dinero a cambios de contratos y puedan subir a una de las 250 plataformas de la Sonda de Campeche, son su brazo armado, pues quien se atreva a contradecirlos es despedido al aplicar la jubilación anticipada o de plano les quitan su ficha para trabajar”.
Esta es una de las razones por las que el GURS manifiesta su repudio a los pseudolíderes del STPRM, “y llegaremos hasta las últimas consecuencias, pues siguen en contubernio con Recursos Humanos que en vez de sancionarlos, castiga a los obreros que arriesgan sus vidas sin recibir un salario digno”.
Hay transitorios que tienen hasta un año sin contrato y cuando les dan la oportunidad de subir les descuentan casi todo su salario que representantes de la Sección 47 guardan en sus bolsillos, puntualizó.