Petróleos Mexicanos (Pemex) monitorea la temporada de frentes fríos 2018-2019 en el Golfo de México a través de la Guía Técnica de Acciones Preventivas para situaciones de riesgo que se aplica en condiciones meteorológicas adversas.
El objetivo es mitigar los efectos asociados al paso de estos fenómenos en sus instalaciones costa afuera y en tierra.
Durante una reunión de trabajo con personal de la paraestatal, se estableció que la aplicación de la guía técnica ha permitido con anticipación a la llegada del frente frío implementar acciones que garanticen la seguridad del personal y la continuidad de las operaciones.
Pemex Exploración y Producción, a efecto de monitorear estos sistemas que afectan el Golfo de México de septiembre a abril, tiene un Departamento de Meteorología con sede en esta ciudad que durante los 365 días del año vigila las condiciones climáticas que se registran en la Sonda de Campeche.
Adicionalmente brinda información a las subdirecciones de Pemex Exploración y Producción, que cuenta con instalaciones costa afuera en Tamaulipas y Veracruz, y terrestres en Tabasco.
Durante la temporada de frentes fríos, a través del departamento de Meteorología de la subdirección de Servicios a la Explotación se elaboran pronósticos y alertas meteorológicas para detectar cualquier evento de “norte” que pudiera desarrollar vientos fuertes y oleaje elevado en el Golfo de México; esto permite notificar de inmediato al personal costa afuera para aplicar las medidas preventivas de manera oportuna.
Los pronósticos que emite el Departamento de Meteorología a corto y mediano plazo también apoyan en la toma de decisiones para realizar programas de movimiento del personal en las instalaciones petroleras en la Sonda de Campeche.