Continúa robo de energía de la Comuna a la CFE

25

El Ayuntamiento de Carmen, por medio del Smapac, continúa con el robo de energía eléctrica de las líneas de media tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al conectar con “diablitos” cinco cárcamos de bombeo de aguas pluviales.
Es importante señalar que el director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Smapac), Roberto Miguel Figueroa Rueda, expone a sus trabajadores al ordenarles que realicen estas acciones sin tener los equipos adecuados para su protección, poniendo en riesgo su integridad física.
El jefe del departamento de Medición de la Zona Carmen de la CFE, Abel Medina Mota, indicó que en los tres años que prevalece este problema, el Ayuntamiento ha recibido 10 notificaciones por el robo de energía, pues el acumulado que adeuda de todos los años son 129 mil 291 kilowatts, lo que se convierte en cerca de 400 mil pesos.
Mientras no regularice el Smapac esos cárcamos, seguirán las afectaciones a la comunidad cuando haya mal tiempo y lluvias.
Dijo que los cárcamos de la avenida Constelación Pléyades en la colonia Pedro Sáinz de Baranda, así como de la avenida Isla de Tris, avenida Boquerón por Nardos y el ubicado en la calle 42-A por avenida 10 Julio no tienen contrato de servicio, por lo que cada vez que llueve el personal del Smapac conecta los motores directo a los cables de media tensión.
“En primer lugar esto es un delito por usar energía eléctrica sin el contrato correspondiente, además de que puede ocasionar un accidente donde los trabajadores pueden resultar lesionados, pues no tienen los conocimientos necesarios para conectar de manera segura los cables a las líneas de media tensión, algo que podría ocasionarles quemaduras o hasta la muerte”.
Asimismo, Medina Mota comentó que las acciones de la CFE no son premeditadas o unilaterales, pues desde que la actual administración municipal inició, se han realizado reuniones para darles las facilidades de poder entregar la documentación que ellos tuviesen, así como exponer los problemas que ocasionan, pues han provocado cortes en la red de distribución, ya que ponen fusibles o portafusibles deficientes, de capacidades que no son las permitidas.
“A consecuencia de esta situación, se quedan colonias sin luz y servicios importantes como gasolineras y hospitales, por la imprudencia de no llamar al personal de la misma CFE para el apoyo con personal capacitado para dicha labor”.

Información: Gabriel Viche