Clausura la Profepa una agencia de automóviles

37
Inspectores de la Profepa colocaron los sellos de clausura en l agencia de automóviles.

Autoridades del Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuraron una agencia de automóviles por contravenir las disposiciones ambientales y otras causas, por lo cual sus trabajadores tuvieron que sacar los automóviles que estaban en servicio para que no quedaran atrapados en el interior del inmueble, una vez que se colocaran los sellos de clausura.
Alrededor de las 11:50 horas de ayer, personal de la Profepa se apersonó a la agencia de automóviles ubicada sobre la calle 31 esquina con la calle 42, en la colonia Cuauhtémoc, por contravenir la legislación ambiental.
Aunque los inspectores de la Profepa y el gerente de la empresa negaron la entrevista para saber a ciencia cierta lo que pasaba, los trabajadores de forma anónima indicaron que se debe a que no cuentan con un cárcamo de tratamiento de aguas negras y ya habían recibido amonestaciones.
Pero ante la negativa de la empresa a cumplir con las fechas para tener un equipo de tratamiento de aguas residuales, la dependencia federal colocó sellos en las rejas de acceso a sus talleres además de las oficinas administrativas del edificio y zona de exposición de vehículos en venta, además de notificar la aplicación de una multa económica.
Luego de realizar el papeleo correspondiente, los inspectores de la Profepa procedieron a colocar los sellos de clausura en el acceso del taller, así como también en las oficinas administrativas de la agencia automotriz, además de entregarle la notificación de la sanción administrativa al gerente.
Sin dar una declaración a los medios de comunicación que se encontraban en el lugar, personal de la Profepa se retiró del lugar justificándose que no tienen autorización de dar ninguna declaración, pero afirmando que fue parte de un procedimiento administrativo que se tenía en contra de la agencia automotriz.
Al intentar hablar con el gerente de la agencia de automóviles, éste se negó a atender a los medios de comunicación y a través del vigilante, mando a retirar a los reporteros de las instalaciones señalando que no tenía nada que declarar sobre el incidente.
Cabe resaltar que al momento de llegar a recoger sus vehículos, muchos de los clientes objetaron esta situación porque ya habían pagado por adelantado para que se les realizara el servicio automotriz a sus automóviles, pero por esta situación no les devolvieron su dinero y tampoco recibieron el servicio.

Información: Gabriel Viche