Aumentan suicidios en la entidad

34

Después de que el pasado fin de semana, una niña menor de edad de sólo 12 años, en el municipio de Candelaria decidió terminar con su vida, acción que en la comunidad fue criticada y señalada, pues no dio señales de depresión o de hartazgo por la situación que vivía, este deceso suma 11 suicidios en el Estado, siendo el municipio de Campeche el que lidera la lista de este problema de salud pública con cuatro casos seguido de Carmen con tres.
Mediante una entrevista realizada vía telefónica, el titular de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, Rafael Rodríguez Cabrera, explicó qué, como dependencia responsable, el tema debe abordarse de forma multidisciplinaria y desde los tres niveles de Gobierno, pues el suicidio no sólo involucra a problemas de salud mental, sino otras causas que se deben prevenir.
Precisó que con información de la Fiscalía General del Estado (FGEC), se sabe que de las 11 muertes, nueve corresponden a adultos y dos a menores de edad, al ser 10 por asfixia por suspensión media o completa y uno por arma de fuego.
Al manifestar que en 2016 se registraron en total en toda la entidad 86 suicidios, y en el 2017 se cuantificaron 76, precisó que en lo que va de este años se tiene el registro de 11 muertes, cuatro en Campeche, tres en Carmen, una en Calakmul, una en Calkiní, otra en Tenabo y una más en Candelaria, reportada la madrugada de este domingo pasado.
“Actualmente trabajamos muy fuerte con los legisladores para que la ley de salud mental esté listo a medianos de este año, sin embargo, hay otras estructuras que conformar como el Consejo de Salud para integrar a muchas instituciones y permear con acciones preventivas en la población riesgo” dijo.
Aseveró que es preciso recordar que en la entidad las acciones preventivas se han hecho de manera independiente por cada ente gubernamental y al conformar el Consejo de Salud en la entidad, los trabajos serían dirigidos con la población más vulnerable, en esta caso menores de 18 años y en el rango de edad de 25 a 35 años.
Dijo que aunque estadísticamente se ha tenido una disminución en casos, la finalidad es que las personas dejen de intentar morir y que, con un acompañamiento psicológico o psiquiátrico, cualquiera que sea el caso, se evite un deceso más.

Información: Cynthia Calderón