Aprueban apertura de lista nominal

33

Después de que en los municipios de Candelaria, Escárcega y Carmen, principalmente en la cabecera municipal, se presentara un severo problema porque los capacitadores asistentes electorales no pudieron localizar a los ciudadanos para ser notificados como funcionarios de casilla, el pleno de la X sesión extraordinaria del Consejo Distrital 02 del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la apertura de la lista nominal.
La consejera presidente del órgano electoral con sede en Carmen, Elizabeth Hernández Loyola, señaló que este procedimiento consiste en abrir nuevamente la lista nominal y seleccionar a nuevos ciudadanos partiendo del 13 porque ya insacularon (éstos fueron los nacidos en febrero), por lo que volverán a implementar el mismo sistema para generar nuevamente las cartas de notificación y solo será aplicado en la sección que no se haya alcanzado el 100 por ciento de cobertura en ciudadanos que fueron localizados para notificarlos.
“Esta posibilidad de crear esta estrategia diferenciada va a garantizar que el día de la jornada electoral en las secciones seleccionadas se integren las mesas directivas de casilla de mejor manera”, explicó.
La consejera presidente comentó que las 15 secciones que serán atendidas con la apertura de la lista nominal son 13 de Carmen, una en Candelaria y una en Escárcega, logrando con bloques de 100 ciudadanos por sección cumplir con el 100 por ciento de notificaciones y si no son localizados, se tomará otro bloque de 100 hasta lograr la atención a esas secciones para integrar las mesas de casilla.
Hernández Loyola aseveró que en secciones de Candelaria y Escárcega, se tuvo un fenómeno de migración, es decir, hay personas adultas mayores que no pueden desempeñar la tarea de ser funcionarios de casillas y otros más se negaron por enfermedad, siendo el común denominador que no hay jóvenes y/o adultos que sean notificados porque ya no viven en su domicilio registrado, al trasladarse a otras ciudades en busca de empleo, así como para realizar sus estudios fuera del municipio, o porque simplemente su religión no les permite participar en el proceso electoral.
En el caso de la cabecera municipal, los capacitadores electorales no cumplen con la notificación por la población “flotante”, esto significa que no los ubican porque la dirección que dieron ya no es una casa, sino que es un centro comercial o una cuartería, a la que se le cambió el uso de suelo y se renta, entre otras situaciones.

Información: Cynthia Calderón