Afecta torre de la CFE derribada

14
No es una escultura. Es la torre que, tras colapsar, dejó sin energía eléctrica a todo Carmen.

A pocos días de cumplirse cuatro meses del desplome de la torre 147 de la red eléctrica de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la vieja estructura continúa retorcida sobre el lecho marino del Golfo de México.
Los funcionarios de la empresa productiva del estado niegan toda información de por qué no se ha instalado una torre nueva, a pesar de que afecta el paso de los pescadores que intentan hacerse a tierra o paseantes que por curiosidad buscan sentir la arena y agua, además de causar contaminación.
El pasado día 9 de julio, se registraron en la malas condiciones climatológicas, lo que ocasionó colapsara la torre 147 de la CFE que sostenía cables de alta de tensión. La isla del Carmen se quedó sin energía eléctrica por más de 12 horas.
En julio se vieron cuadrillas de trabajadores instalando bases de concreto nuevas con anclajes metálicos, por lo que se pensó que en poco tiempo se colocaría la nueva estructura, pero sin explicación alguna, los trabajos se paralizaron.
De acuerdo con el catálogo de precios unitarios por mano de obra, materiales y equipo de la CFE, el costo por kilómetro de líneas de transmisión de alta tensión con torres autosoportadas, es de tres millones 844 mil 528 pesos, que incluye mano de obra civil, mano de obra electromecánica, materiales, equipos, diseño de proyecto, supervisión y pruebas para puesta en servicio.
En la Isla carmelita son dos kilómetros de vía federal que se deben recorrer, tramo donde actualmente se observan los postes de color negro que sirven como bypass que dota de energía a 120 mil usuarios de Ciudad del Carmen, Isla Aguada y parte de la Península de Atasta.

Información: Gabriel Viche