Abren venta de agua en pipas

80
Los habitantes de la isla podrán adquirir agua realmente limpia.

Para aumentar el ingreso económico en el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac) se apertura la venta de agua potable a empresas locales que distribuyen el vital líquido en sus propias pipas, indicó Nicolás Mancera Inurreta, director del órgano descentralizado del Ayuntamiento, además, se acepta que las empresas de desazolve viertan los residuos en tres plantas tratadoras propiedad de la Comuna.
En el primer esquema se vende a las empresas particulares el metro cúbico de agua a un costo de 30 pesos. Hay dos aspectos benéficos: primero que ingrese dinero a las cajas del Smapac para contar con recursos que permitan la operación diaria del sistema, y segundo, que los habitantes de la isla compren agua que realmente está limpia, pues la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la certifica cada tres meses.
En muchas de las empresas que comercializan agua potable, lo que realmente venden es agua de pozo clorada que tiene muchas sales, y a altos costos. El Smapac garantiza a los consumidores que el agua que compran es de calidad; la actividad ayudaría a que las empresas disminuyeran sus costos pues ya no les cuesta producir el recurso vital.

Y ADEMÁS

Para la industria, el Smapac sigue vendiendo el agua a 100 pesos el metro cúbico, ya sea para compañías, tiendas de autoservicio, hoteles y restaurantes, con pipas propiedad del Smapac, pues este tipo de locales tiene una alta demanda del vital líquido que no pueden cubrir con el suministro que reciben por medio de las tuberías del sistema.
Otro ingreso de dinero es la apertura de las plantas tratadoras de aguas residuales de Orizaba, Reforma y San Manuel para el uso de empresas particulares, pero solo se recibe material que se genera en casas, ya que los desechos de empresas o comercios traen químicos y grasas que dificultan el proceso de las instalaciones sanitarias.
A estas empresas se les cobra dependiendo la cantidad de desechos que vierten en las plantas y el tipo de material, por lo que el costo varía en cada caso, y todo ello, recalcó Nicolás Mancera, es con la finalidad de recaudar fondos que ayuden a la operatividad del sistema de agua en la isla, sin descuidar los programas que buscan disminuir la cartera vencida de 60 millones actualmente.