Abarrotan los panteones de Carmen

6
La gente desde temprana hora llegó a los dos cementerios de Ciudad del Carmen.

Como cada año, en el Día de Muertos, los panteones “Último Paseo” y “Colonia” en Ciudad del Carmen, fueron abarrotados de personas que acudieron a visitar las tumbas donde yacen los restos de sus seres queridos, llevándoles flores y ofrendas, sin faltar el pibipollo, para demostrar el cariño y amor que aún siente por ellos, a pesar de que ya no están físicamente.
Aunque las autoridades municipales no llevaron un registro del número de visitantes en los dos cementerios de la ciudad, señalaron que hasta el mediodía había un lleno parcial en cada uno, sobre todo en el cementerio “Colonia”, pues es donde se colocan los restos de las personas que recientemente fallecieron.
Cabe señalar que ayer, a pesar del clima, pues incluso se registraron lloviznas, esto no fue impedimento para que familias enteras visitaran las criptas de sus seres queridos fallecidos para colocar ofrendas, veladoras e incluso fotos de los finados para recordarlos.

AFECTA LA CRISIS
Aunque históricamente el Día de Muertos es una fecha en la que tienen mayor demanda los músicos, este año no fue así, debido a la crisis económica por la que atraviesan muchas familias, señaló Felipe Roque Ortega, quien agregó que otras personas aparecen en estos días para quitarles el trabajo.
Dijo que ahora muchas familias traen sus bocinas con entrada de USB para poner la música, por lo que ahora no contratan a los músicos o tríos para entonar las canciones que más les gustaban a sus seres queridos, por lo que tienen menos ingresos.
Comentó que hace varios años, las contrataciones para interpretar algunas canciones en los panteones eran catalogadas como buenas, pero últimamente son muy pocas las personas que cuentan con los recursos económicos para contratarlos, así que si trabajan hasta una hora se dan por bien pagados.
Dijo que en estas fechas aparecen personas oportunistas que saben tocar un instrumento, pero no viven de la música y solo aprovechan estos días para trabajar, afectando a los que sí se dedican y viven de este oficio.
Lamentó que debido a la falta de empleos, los músicos se ven en la necesidad de recibir pocos ingresos para llevar sustento a sus familiares.

CONVIVIO FAMILIAR
Por otra parte, desde hace tres años, la familia Cabrera Herrera realiza un convivio frente a la cripta de la madre que descansa en paz en el panteón Colonia, siguiendo con sus enseñanzas de estar unidos en el amor que siempre les inculcó.
Como esta familia, cientos de personas convivieron en los panteones, llevando pibipollos, refrescos, así como otras ofrendas.
Integrantes de la familia Cabrera Herrera dijeron que estarían todo el día conviviendo para recordar a su madre.
La preparación de esta familia para el dos de noviembre comenzó desde semanas antes de la fecha, con el fin de pasar un día agradable y sin contratiempos, por lo que se organizaron para llevar los alimentos, las bebidas, además a quién le correspondía pagar a los músicos.
La música de banda y regional mexicana en vivo son parte de la tradición, y no falta quien desde la noche anterior acuda a los panteones para dedicarles sus canciones favoritas a los familiares fallecidos: “Un puño de tierra”, “Mi querido viejo”, “Señora, Señora” y “Amor eterno”, son las canciones que más pedían los visitantes.